SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 897
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

¡Ya está la novachera en la ventanica! ¿Creerá que no la vemos?

En Elda diríamos que la "vieja del visillo" es una novachera que se pasa el día novacheando. El adjetivo novachero, ra y el verbo novachear eran muy usados en el habla tradicional de nuestra población, aunque, como tantas otras palabras, cada día se escuchan menos. Novachero, ra equivale al castellano 'curioso, fisgón' con ánimo de contar chismes (chismoso) y por tanto novachear es 'curiosear, fisgar' para después 'chismorrear' con malas intenciones.

Ambas palabras provienen de las antiguas voces catalanas novatxer 'chismoso' y novatxejar 'contar chismes' y nos llegan a través del valenciano, donde encontramos también la variante novitxer, aunque no son palabras que estén muy extendidas en el valenciano general. En pueblos valencianohablantes cercanos podemos aún oír novatxer o novatxero, aunque parece que están cayendo en desuso.

En Aspe también se dice novachero y novachear, y en la comarca valenciana de la Canal de Navarrés, castellanohablante, existen las formas novichero y novichar.

En catalán la forma más antigua documentada es novatxer, aunque actualmente se emplea más novitxer, cuya etimología, según la Gran Enciclopédia Catalana, parece derivar de novici 'nuevo en un oficio', de donde 'curioso de saber cosas', a través de un *novicer, alterado por influencia de batxiller 'bachiller' con la acepción de 'curioso'.

¿Quién no conoce a una novachera o novachero? ¿Quién no ha novacheado alguna vez en su vida?.

 

Acerca del autor

Autores: Antonio Gisbert y María Dolores Marcos

Las casualidades existen, y así es como Antonio Gisbert Pérez y María Dolores Marcos Vila nos hemos conocido. El interés por Elda, sus gentes y costumbres es lo que ha propiciado que, por causalidad, ambos quisiéramos recuperar el habla popular de Elda, esas palabricas cagalderas que escuchábamos desde la cuna y que nos fueron transmitidas por generaciones anteriores de eldenses que amaban su pueblo.Esta huella dejada por nuestros antepasados, bien a través del lenguaje escrito y especialmente del lenguaje oral, transmitida de generación a generación, es una habla que sigue viva, que perdura a través del tiempo.

Sentimos que es nuestro deber y nuestra obligación dejar testimonio del habla de Elda a través de estas publicaciones y querer, sin pretensiones, que la forma de expresarnos en nuestro pueblo siga perdurando en el tiempo y conocida por las generaciones posteriores.Nuestro habla tradicional es una seña de identidad, nos caracteriza como miembros de un mismo colectivo y nos asegura su continuidad a lo largo de nuestra historia futura. Queda pues mucho trabajo, mucha tradición oral por estudiar y divulgar todavía y es nuestro deseo que os sintáis partícipes de este proyecto.

Estáis todos invitados. ¡HABLEMOS CAGALDERO!

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir