sábado, 16 de octubre de 2021

José Antonio Pérez Fresco, director: "Taules Teatre, 40 años de pasión por el teatro"

Álvaro Amat
Hace 4 días
709
José Antonio Pérez Fresco, director: "Taules Teatre, 40 años de pasión por el teatro"
Premio Max 2019.

Taules Teatre lleva cuarenta años dinamizando el panorama teatral desde Pinoso, núcleo de su fundación. Con la veteranía que le dan más de un centenar de premios (los últimos merecidamente ganados en el certamen Escena Elda por un impecable montaje de Mi Mejor Amigo, Yo), más de sesenta montajes y giras nacionales e internacionales (México, India), este grupo es todo un referente de profesionalidad a raudales y amor por el trabajo bien hecho.

En el año 2019 fueron galardonados (exaequo con La Garnacha Teatro de Logroño) con el Premio Max Aficionado, destacando el Comité Organizador “el papel que la compañía  ha desarrollado como dinamizadora cultural en toda la provincia de Alicante y, por extensión, de la Comunidad Valenciana, y su permanente apuesta por un teatro amateur de gran calidad y comprometido con la realidad de su entorno”.

José Antonio Pérez Fresco, director de Taules Teatre, ha tenido la deferencia de conceder una entrevista para este blog donde, amables lectores, podrán descubrir a una persona amable, inquieta, lúcida, realista, divertida, viva y llena de ilusiones y proyectos.

Componentes de Taules Teatre en 1989.

Tres premios en la última edición del Certamen Escena Elda, entre ellos Primer Premio a la mejor obra, Premio a la mejor dirección y Premio a la mejor puesta en escena. Después de tantos años y con el palmarés recopilado por Taules Teatre, ¿siguen importando los galardones?

Los premios siempre hacen ilusión y son muy necesarios. Para nosotros cada proyecto es como volver a empezar, enfrentarse a un nuevo reto siempre crea inseguridades. No sabes cómo se va recibir ese trabajo, por eso los galardones, y por supuesto la respuesta favorable del público, te hacen ver que vas en la buena dirección, realizando montajes de calidad, honestos y con dignidad, y que están a la altura de lo que se espera de Taules.

¿Cómo ha sido el proceso de producción, montaje y creación de Mi Mejor Amigo, Yo?

Ha sido un trabajo apasionante que ha requerido la implicación de gente con mucho talento. Ya conocíamos desde hace tiempo el musical al que hacemos tributo, Dear Evan Hansen. Un musical que nunca se había representado en España. La mayoría de sus canciones nunca se habían escuchado en castellano. Por eso hubo que traducir y adaptar sus letras con el mayor respecto al original. Y al igual sucedió con el libreto. Y después, muchas horas de ensayo, casi te podría decir que dos meses a ocho horas diarias entre trabajos de adaptación, producción, ensayos,... Como te decía, ha necesitado de una gran implicación por parte de todos, y muchísima ilusión, para conseguir subirlo al escenario con la mayor calidad posible.

Cuarenta años de trayectoria ininterrumpida, ¿se imaginaba ese grupo de jóvenes inquietos en los albores del año 1979 llegar hasta el momento presente?

Pues la verdad es que en aquel entonces no nos lo planteábamos, ni tan siquiera pensábamos que lo fuéramos a hacer bien. Vamos, no estábamos seguros si valdríamos para ello. Pero la efervescencia de la incipiente democracia nos llevó a intentar dotar a nuestro pueblo de una actividad cultural de la que hasta entonces había carecido. En Pinoso, como en la mayoría de municipios, solo estaba la banda de música. Creamos una asociación cultural que englobaba varias actividades, entre ellas, exposiciones de pintura de artistas de la comarca, cine-club donde se proyectaban películas prohibidas hasta entonces, con su posterior cine-fórum, y representaciones teatrales. Con el tiempo el resto de actividades fue quedando en segundo plano, hasta desaparecer, pero el teatro nos caló, nos envenenó,… y hasta hoy.

Celebración del 10º aniversario con su padrino J.L. López Vázquez.

En el año 2019 fue concedido a Taules Teatre el Premio Max Aficionado, ¿cómo recuerda los momentos vividos a la hora de recoger el premio?

Te diría que lo que recuerdo con más emoción fue justo el momento en el que recibí la llamada telefónica de la SGAE para comunicármelo. Lo recuerdo con tanta precisión de detalles, de sentimientos, de frases que cruzamos mi interlocutor y yo, que es como si lo estuviera viviendo de nuevo, cada vez que hablo de ello. Al principio de la conversación creí que era una broma, pero no reconocía esa voz de ningún amigo o conocido, luego ya lo fui asimilando y al colgar rompí a llorar. Cuarenta años de esfuerzo, de sacrificio, de renunciar a muchas cosas, para que cada obra, cada estreno, fuera mejor que el anterior. Todo eso había dado sus frutos y obtenía un reconocimiento nacional. El premio Max es lo “max” a lo que un grupo de teatro amateur puede aspirar. Y luego en la gala, el momento de recoger el premio, sobre el escenario, rodeado de los fundadores del grupo y de mi hija, fue como estar viviendo un sueño. A lo que contribuyó la escenografía que lucía el Teatro Calderón de Valladolid, un campo de Castilla cubierto de trigo y amapolas. Sólo nos faltó levitar.

¿Qué supone el teatro amateur/aficionado en la vida de las ciudades y pueblos?

En Pinoso, lo podemos decir con mucho orgullo, somos profetas en nuestra tierra. El público y el ayuntamiento siempre nos han apoyado y si hoy seguimos aquí, creando con mayor ilusión si cabe, es gracias a ellos. Cuando nos concedieron el premio Max la alegría fue compartida por todo un pueblo. Y eso es gracias a que hemos realizado una labor que les ha llegado, a la mayoría como espectadores y a un gran número de pinoseros y pinoseras como actores y actrices, que se han subido al escenario en algunos de los cerca de 80 montajes de Taules. El teatro amateur contribuye a la cohesión de una sociedad.

¿Cómo surgió el Taller Municipal de Artes escénicas para niños y niñas, transformado años después en una Escuela de Teatro? ¿Cuántos alumnos se encuentran actualmente matriculados?

Antes te hablaba de la gran cantidad de personas de nuestro pueblo que han participado en las obras de Taules, más de quinientas en nuestros 42 años de trayectoria. Pero nos faltaban los más pequeños. A los niños y niñas les encanta el teatro, lo ven como un juego, y si le añadimos bailes y canciones tenemos el teatro musical. Con la idea de incorporarlos al teatro como actores, al tiempo que creamos también público joven, hace 6 años empezamos la aventura de los musicales. Empezamos con Annie, en donde intervenían 8 niñas y en unos años ese número fue creciendo hasta los 50 que participan ahora en Peter Pan. Y para los próximos proyectos tenemos más de 80 niños y niñas, no sólo de Pinoso sino de otras poblaciones cercanas, como Monóvar, Yecla, Algueña, La Romana, etcétera. Así que, hace un par de años, pensamos que el taller de teatro debería pasar a ser una escuela donde formarlos con profesores profesionales.

Olimpiada Teatral en India. 1993.

¿Qué es para José Antonio Pérez Fresco el “veneno del teatro”?

No puedo decirte. De lo que sí estoy seguro es que no hay antídoto para ello. Muchos se han acercado a Taules con el fin de probar, a ver si les gustaba esto de subirse a un escenario y convertirse, por el arte de Talía, en otra persona, en un personaje, pero muy pocos han continuado. Los fundadores del grupo, Belén Jara, Victoria Muñoz, Ximo Ruiz, Javier Monzó y un servidor, sí que lo hemos hecho, hasta hoy. Se conoce que en 1979, año de fundación de Taules, ocurrió algo especial, no sé si una tormenta solar o un virus, que nos alcanzó y nos infectó del veneno del teatro. Ahora ya en serio, el teatro para mí es una forma de vida, de mostrar sobre el escenario mi yo más íntimo, de acercarme a los demás, a través de la vida, pasiones, temores, anhelos, sufrimientos… de personajes creados por geniales dramaturgos. Nuestra apuesta por el teatro de texto ha imperado siempre en nuestra producción. 

¿Qué les pediría a los responsables públicos/políticos en relación al teatro y artes escénicas en general?

Es una batalla que hasta ahora hemos perdido. Los responsables de gestionar, ya sean políticos como empleados públicos, no valoran, en su justa medida, la importancia que para la sociedad tienen las artes escénicas, siempre claro con honrosas excepciones. El teatro debería ser obligatorio en las escuelas e institutos, no hace falta repetir los valores que aporta a los más pequeños. Así que pediría más apoyo, tanto a profesionales como a aficionados, para seguir desarrollando nuestra labor con dignidad.

¿En qué próximos proyectos se encuentra embarcado Taules Teatre?

Pues a nivel de teatro musical tenemos a 80 niños y niñas deseando empezar los ensayos de dos nuevos musicales, uno será un tributo a Mary Poppins y otro un musical de creación propia inspirado en El Mago de Oz. Y a nivel de teatro de texto, el próximo mes estrenamos una obra muy deseada por mí, Las bicicletas son para el verano del gran Fernando Fernán Gómez, una obra imprescindible del teatro español del pasado siglo y muy necesaria, tanto para jóvenes como mayores. Y te decía que era muy deseada porque hasta ahora no tenía el reparto para poderla poner en escena. Dos de los personajes principales son adolescentes, y gracias a la escuela de teatro, dos chavales que empezaron con nosotros muy pequeños ahora tienen la edad y la formación para asumir el reto, y además que lo hacen con gran sensibilidad y destreza.

"Una Jornada Particular". 2013

¿Una pregunta no hecha hasta este momento que le gustaría hacerse y responderla?

No me han preguntado nunca si me he planteado en algún momento dejarlo a lo largo de estos 42 años. Pues me respondo a mí mismo: muchas veces. Esto, como muchas otras cosas, tiene sus momentos buenos y otros no tan buenos, sobre todo porque las cosas no salen como uno quisiera, o porque las relaciones que deben imperar siempre sobre el escenario, no son de camaradería y colaboración, a veces por diferencia de criterios creativos y otras personales.

Pero esa sensación de querer dejarlo sólo me ha durado, como mucho, un día o una noche de insomnio. Y aquí sigo.

Y terminamos con un pequeño cuestionario final para conocerte un poco mejor...

  • Un lugar, ciudad, país, para perderse: Para perderse lo mejor es encerrarse en uno mismo y desconectar de todo. A veces hace falta. Y luego para disfrutar, viajar y conocer mundo.
  • Un libro: No soy muy original: Cien años de soledad.
  • Una película: Dos: 2001, una odisea del espacio y Johny cogió su fusil, dos películas que me impactaron mucho cuando estaba haciendo la mili.
  • Una canción, obra musical, banda sonora: West Side Story.
  • Actor: José Sacristán.
  • Actriz: Concha Velasco.
  • Director (cine, teatro): De cine: Stanley Kubrick. De teatro: José Carlos Plaza.
  • Esa obra de teatro que no olvidará: Incendios. Y a otro nivel: Q del Aula Municipal de Teatre de Lleida, que me emocionó por la frescura, naturalidad y coraje de sus jóvenes intérpretes.
  • Ese momento encima de un escenario inolvidable: Cuando después de encarnar el personaje de Arpagón en El Avaro, en el saludo, me enderezaba, pues había estado encorvado toda la función, y el público agradecía mi esfuerzo con una gran ovación. Fruto de esos ochenta bolos realizados son dos hernias discales.
  • Ese momento “tierra, trágame” sobre un escenario: No fui consciente de ello, pues me desmaye, literalmente. Al hacer una sustitución de un personaje secundario en El Cianuro, solo o con leche, porque ese día no pudo hacer el bolo el actor que lo encarnaba, por no sé qué motivo, en un momento dado se suponía que el personaje se tomaba un café envenenado y caía fulminado al suelo. Pues yo lo interpreté por primera vez en ese bolo, sin ensayos previos, ya que era el director y me sabía el corto diálogo, ventilé en exceso y perdí el sentido cayendo al suelo de inmediato. El suelo era de parqué y me desperté al impactar mi cabeza en él. No me pasó nada, afortunadamente.
  • Personaje de teatro que le gustaría interpretar: Willy Loman de Muerte de un viajante.
  • Algún ritual antes de subir al escenario: No tengo ninguno, si acaso revisar que las patas del escenario caen rectas al suelo.
  • Después de una representación suelo... Desmontar el escenario, es lo que tiene el teatro ameteur, no solo eres actor.…
  • A una isla desierta me llevaría: A mis seres queridos. Pero sería una faena, ¿y si ellos no quieren?
  • José Antonio Pérez Fresco es más actor o director: Soy más director. Aunque me encanta interpretar, cuando me dirigen no puedo evitar pensar cómo lo dirigiría yo.
  • Se atreve a definirse con tres palabras: Responsable, constante y perezoso, pero esta tercera faceta no puedo desarrollarla porque se lo impiden las dos primeras.
  • Y definir a Taules con tres palabras: Amistad, honestidad y superación. 
  • Otras aficiones al margen del teatro: Viajar.
  • Es el momento de la despedida, algo que quiera decir: Pues sí, un mensaje a los programadores de los teatros públicos: que apoyen más el teatro amateur de calidad, que es mucho, dándole cabida en sus programaciones. Creamos afición, dinamizamos la vida cultural de pueblos y barrios y somos cantera del teatro profesional. ¿Se puede pedir más? Y muchas gracias a ti por apoyar y difundir el teatro y darme la oportunidad de expresarme en esta entrevista.
"Oliver Twist". 2017.

Taules Teatre. 40 años de pasión por el Teatro. 40 años creando sueños y magia sobre las tablas de un escenario. 40 años de desvelos, luchas y preocupaciones. 40 años de esfuerzo y constancia. 40 años que miran al futuro para que el carro de los comediantes siga viajando por los caminos y pueblos.

Recientemente José Sacristán pronunciaba estas palabras al recoger el Premio Nacional de Cinematografía: “Yo le quitaba unas cuantas plumas a las gallinas, me las ponía en la cabeza y me plantaba desafiante ante mi abuela. Ella decía: Virgen Santa, un indio. Se lo ha creído, pensaba yo. Cuando recibí la noticia de este premio, pensé lo mismo: se lo han creído. Se han creído que era el estudiante, el pregonero, el de los globos, el recluta, el emigrante, el abogado, el médico, el asesino. Vaya suerte, más de 60 años sin dejar de jugar”.

Enhorabuena Fresco. Se lo han creído. Nos lo hemos creído. Más de 40 años sin dejar de jugar. Y los que quedan por venir. Para disfrute de vosotros y el incondicional público que os sigue. No dejéis de invitarnos a vuestro particular patio de juegos.

Gracias de antemano.

"Mi mejor Amigo, yo". 2021.

Álvaro Amat
Álvaro Amat
Acerca del autor

Me llamo Álvaro Amat. Soy Licenciado en Derecho. Toda mi vida laboral he estado vinculado a la Administración de Justicia. Soy un apasionado de las artes escénicas en general. He estudiado el teatro de nuestra localidad durante años coleccionando programas de mano. He participado en cursos y talleres de teatro, y he colaborado con distintas entidades y asociaciones locales en la dirección escénica de eventos y espectáculos. El teatro forma parte de mi vida y a través de este blog me gustaría que los lectores sintieran que el Teatro es una de las piezas básicas en la cultura de un país. ¡Gracias!

Leer más

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar