SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 5849
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Alfaro ha tildado de "cacicada" este bloqueo de dinero | Jesús Cruces.

Las obras anunciadas en el barrio Fraternidad, la contrata de jardines o la construcción del parque infantil de tráfico tendrán que esperar. El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, ha comparecido hoy en rueda de prensa, arropado por todo el equipo de gobierno, para anunciar que el Ayuntamiento se ha visto obligado a acometer el recorte con un plan económico financiero por valor de tres millones de euros, dinero que tienen que sacar de las partidas aprobadas para el presupuesto de 2018. El Ministerio de Hacienda ha aplicado la Ley de Estabilidad Presupuestaria, por la cual los Ayuntamientos no pueden superar la deuda de gasto de 2017, cosa que ocurrió en Elda al pagar a Fobesa unas cantidades pendientes de 2016.

El problema viene por unas facturas a la empresa de limpieza urbana Fobesa del año 2016 que se pagaron con retraso, en 2017, según indicó Alfaro,por estar a expensas de una interpretación del contrato por parte de la Generalitat Valenciana, según dijo. Así, la factura se abonó en 2017 y este pago extra provocó que se superara el techo de gasto en 800.000 euros, por lo que el Ministerio de Hacienda ha bloqueado 3 millones de euros del presupuesto, por lo que ahora se ha tenido que realizar un plan económico financiero para estudiar a qué partidas se aplican los recortes.

Alfaro ha indicado que “a pesar de que la situación del Ayuntamiento es la mejor de la democracia, que hay deuda cero, que hay 10 millones de euros de liquidez y una capacidad financiera de 8,3 millones, por una cacicada de Montoro tenemos que dejar de invertir". La máxima autoridad eldense ha denunciado “el acoso y el estrangulamiento por parte del gobierno central a ayuntamientos cuyo único delito es saltarse la deuda de gasto, aunque se ejecutaron bien los presupuestos”. Todo, ha afirmado Alfaro, "cuando los saldos positivos de ayuntamientos y comunidades ayudan a sacar las cuentas al gobierno central, que siempre tiene déficit". 

De esta forma, algunas partidas han pasado a no disponibles, aunque ya estaban aprobadas en los presupuestos. Alfaro ha matizado que se garantizarán todas las políticas que tienen que ver con ayudas a las personas y tratarán de realizar las obras financieramente sostenibles.

Estos tres millones de euros se han retirado de la contrata de jardines, que se realizará al final del ultimo trimestre de 2018, también se han suspendido las obras previstas en el barrio Fraternidad, que se realizarán en 2019 con la ayuda de Diputación así como el parque infantil de tráfico, si bien este último Alfaro espera que se pueda realizar como obra financieramente sostenible.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir