SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 22363
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El eldense Carlos de la Rubia no dudó en arriesgar su vida | Jesús Cruces.

Un agente de policía lo es durante las 24 horas del día y el agente de la Policía Nacional, el eldense Carlos de la Rubia, lo ha demostrado una vez más. Si hace un año salvó a un hombre de atragantarse el mismo día de la propia boda del agente, este año no ha dudado en entrar a un edificio de Madrid, ciudad donde trabaja, en el que se había producido un incendio, arriesgando su propia vida para socorrer a las posibles víctimas. Este agente lleva siete años destinado en Madrid, donde trabaja en la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, en concreto en la sección de la Brigada de Escoltas de la Unidad Central de Protección. 

Cuando se dirigía a la comisaría en la madrileña calle Federico Rubio y Gali, en el séptimo piso del número 67 vio una columna de humo salir por la ventana y rápidamente paró para socorrer a los vecinos. Tras confirmar que se trataba de un incendio, se identificó como agente, llamó a emergencias y con celeridad dio órdenes de no usar el ascensor. Entonces subió por las escaleras hasta la séptima planta, donde tres mujeres de entre 60 y 70 años, en estado de pánico y en medio de una gran humareda que apenas las dejaba ver, le dijeron que podría haber una persona en el interior de la vivienda afectada, el vecino del 8º, pero no estaban seguras. Carlos de la Rubia no dudó en entrar, cubriéndose la boca con un trapo para comprobar que la casa estuviese vacía y tratar de apagar el fuego con el extintor de la planta .

Esperó a que los Bomberos extinguieran las llamas para marcharse a la comisaría para realizar su trabajo.

Este hecho sucedió el pasado mes de mayo y ahora desde la comunidad de vecinos han querido dar las gracias a este agente eldense, pues “su rápida actuación aceleró la llegada de los Bomberos y contribuyó a reducir los daños en el resto de viviendas”, así destacan que este agente de la Policía Nacional "no dudó en entrar a socorrer a las personas arriesgando su propia vida". Una mujer permaneció ingresada durante dos días debido a la inhalación de humo, y podría haber resultado más grave de no ser por la rápida actuación del agente eldense. 

Hace un año este policía nacional fue noticia porque en el día de su boda el destino quiso que se le cruzase un hombre al que le salvó la vida. Esa persona se atragantó y perdió el conocimiento por falta de aire, rápidamente este eldense realizó la maniobra de Heimlich y consiguió salvarle la vida junto a su compañero Leandro  de Luca.

 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir