Imprimir
Visto: 2204
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Recreación de la plaza en esta propuesta.

El número dos de la Candidatura de Compromís Elda, Tomás Palau, ya exdirector del Museo Etnológico, ha realizado su primera rueda de prensa para hablar sobre la polémica surgida en torno al Jardín de la Música y la posibilidad de derribar parte de su muro perimetral. Palau ha aclarado que lo que se ha expuesto es un documento creado por un arquitecto externo con apoyo de técnicos que solicitó Idelsa y no Compromís ante la necesidad de regenerar este espacio tan degradado, por lo que ha pedido a Izquierda Unida que "no mienta" al respecto. Este proyecto ha costado 4.000 euros de las arcas municipales cuando “ha sido decisión de los técnicos municipales y de un arquitecto externo", ha dicho.

Así ha destacado que "lo que se ha expuesto al público desde Idelsa es un documento planteado con criterios de los técnicos municipales, en colaboración con un arquitecto externo contratado para este estudio. Por tanto, no estamos ante un documento político que emana de Compromís y que busca la destrucción de este espacio público como interpreta malintencionadamente Izquierda Unida".

Palau ha indicado que la idea es que los vecinos opinen, y encontrar la mejor solución. Asimismo el número dos de Pilar Calpena ha dicho que “Compromís ve puntos positivos en este proyecto como la reapertura de la cafetería y que se mantenga la pajarera, pero hay cosas con las que no está de acuerdo, como tirar parte del muro perimetral que dota a este espacio de un carácter singular así como también está en contra de hacerla dura en su mayoría”. Palau ha concluido afirmando que se trata de un proyecto no vinculante y que será el próximo equipo de gobierno el que decida como regenerar este espacio.

El jardín pasaría a ser un parque duro en su mayoría, algo que no gusta a Compromís.

Etiquetas