SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2532
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Raquel Juan ha trabajado en múltiples proyectos, y el suyo propio es Princesa por apocalipsis, cuya protagonista sale al fondo.

La eldense Raquel Juan está haciéndose un hueco en el mundo de la animación, a sus 25 años ya ha trabajado en la película española de animación que se estrenó el pasado 15 de noviembre en Netflix Klaus, todo un éxito de público. También ha trabajado en la famosa serie Rick y Morty La animación 2D está ganando terreno en España, y películas como esta ponen de manifiesto a destacados artistas españoles emergentes como Raquel Juan. Su labor fue la de perfeccionar y limpiar las animaciones.

Su trabajo conlleva mucha movilidad, dedicación, y una constante actualización. Resalta que "la edad no importa, al final todos somos iguales, todos tenemos mentalidad infantil que es algo genial", bromea. Graduada en Bellas Artes y con un máster en Animación, Raquel Juan tiene un estilo ecléctico único gracias a su pasión por el cine, la música y el arte, que convierten sus dibujos en representaciones visuales llenas de color y fantasía, que rompen con los cánones de la estética simple y sumergen al espectador en un mundo mágico y un tanto gamberro: "Intento servirme de mi alrededor para inspirarme, cualquier cosa o situación es una oportunidad para crear una historia o un personaje".

Las expresiones muy marcadas y exageradas caracterizan los diseños de Juan en 2D, pues dotan al escenario de un profuso vitalismo. El valor estético de su puesta en escena recuerda a las antiguas caricaturas denominadas "de golpe y porrazo" (aquellas que marcaron los inicios de Hanna Barbera), que definieron su decisión de entrar al mundo de la animación: "Cuando era pequeña, al salir de clase me pasaba las tardes tirada en el sofá delante de la tele viendo Cartoon Network o Nickelodeon y pensaba: ¡Yo también quiero hacer esto! Crear una historia y que más niños se emocionen después del colegio al su serie favorita". Admite que al principio no creía que fuera posible, pero en cuanto supo que había un máster de animación no lo dudó.

Entre las artistas favoritas de esta joven que estudio en Santo Negro y en el IES Valle de Elda, se encuentran Rebecca Sugar y Alex Hirsch, creadores de Steven Universe y Gravity Falls, respectivamente. Su universo de referentes es tan amplio como su biblioteca temática: "Soy un poco friki, me encantan los libros de animación, creo que son un factor fundamental en el proceso de aprendizaje. Debes investigar y analizar los procesos que han seguido los diseñadores para crear las figuras, y los libros son una buena forma de verlo con detenimiento", añade.

Además de trabajar en Klaus, el recorrido laboral de esta diseñadora incluye la docencia: "En este sector no puedes estar quieta, es obligatorio actualizar el currículum, darte a conocer e ir a festivales, es verdad que estuve impartiendo clases un tiempo, pero a la vez estaba trabajando de freelance para diferentes clientes. Aunque lo más enriquecedor ha sido la oportunidad de trabajar con Mighty Studios, haciendo clean up (limpieza de las imágenes) para títulos como La Liga de los 5 y Rick and Morty (colaboró en tráiler), y con Spa Studios dentro del largometraje de Klaus. Estos proyectos me han abierto la puerta a la posibilidad de conocer a muchos artistas, de aprender, de disfrutar de contenido inédito y cómo no, de crecer como profesional. Estoy muy agradecida y me encantaría volver a coger la maleta y trabajar de nuevo con ellos". También encuentra trabajos gracias a publicar sus trabajos en Instagram.

Entre sus próximos proyectos se encuentra la transformación de su corto Princesa por Apocalipsis en una serie. Éste narra la historia de dos niñas de seis años que, al visitar un parque de atracciones, ven interrumpidas sus vacaciones tras descongelar, por accidente, a la antigua estrella de animación de Wualt Daise: Mindi Mause, quien ha decidido vengarse de la humanidad por despreciar a su creador y considerarlo un cineasta de segunda.

Princesa ha sido muy bien acogido en festivales nacionales e internacionales, destaca su posición de finalista en Picture Show Panic, de lo que la joven animadora se siente muy orgullosa. El corto surgió como trabajo final de máster, pero se ha convertido en un proyecto de serie que busca financiación. 

Al respecto indica que "la gente se ríe muchísimo con el corto y me preguntan si es el piloto de alguna serie, mi sueño es decirles que sí. El público necesita una serie de adultos que no sea meramente violencia y sexo, sino un equilibrio entre nostalgia y presente. Está dirigida para un público joven-adulto que quiera rememorar su infancia con un toque alocado y diferente. Además, ¡ya es hora de que haya más series protagonizadas por mujeres!, es el momento idóneo para empoderarlas en el mundo de los dibujos animados y que adquieran un protagonismo hipnótico", concluye.

Etiquetas

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir