SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

28 SEP 2020 Fundado en 1956
Visto: 1539

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

San Antón fue portado a hombros por los Moros Marroquíes.

Los Moros y Cristianos en Elda son más que una fiesta, son pasión, un modo de vida y un motor para la ciudad. Miles de festeros lo demostraron ayer durante el multitudinario traslado de San Antón hasta Santa Ana, donde pernoctará esta noche para mañana a mediodía volver a su ermita. Los eldenses lo celebraron con disparos de arcabuz y al son de pasodobles y marchas moras. 

[Noticias dentro texto 2] Picara liquidación

Los festeros disfrutaron de un prólogo de las fiestas de Moros y Cristianos en calles y cuartelillos, que se volvieron a llenar para celebrar la Media Fiesta en el ecuador del calendario de las fiestas, que este año se celebran del 4 al 8 de junio. 

La mañana fue para el disfrute de los pequeños, y a media tarde las escuadras volvieron a formar para desfilar en honor a San Antón. Por la noche la celebración volvió a los cuartelillos. La jornada de la tarde comenzó puntualmente a las 17:30 horas con el traslado del estandarte del santo anacoreta desde la Casa de la Viuda de Rosas hasta la ermita entre miles de disparos, pues unos 200 arcabuceros dispararon 244 kilos de pólvora. El humo, el sonido y la pólvora abrieron paso al estandarte, que iba arropado por las capitanías de 2019 y las autoridades festeras y civiles.


San Antón salió entre una salva de arcabucería.

Tanto con la imagen a las puertas de su ermita como frente a Santa Ana, se dispararon dos salvas de arcabucería que se oyeron en toda la ciudad para anunciar que San Antón volvía a las calles de la ciudad, que se llenaron de público, como ocurre con cada acto de Moros y Cristianos. Durante unas horas, en el traslado, volvió el ambiente festivo, pues las escuadras vestidas de calle pero con los distintivos de cada comparsa, pisaron fuerte en las calles del centro ante los aplausos de los presentes, que, eso sí, criticaron algún que otro gran corte a lo largo del desfile.

Pasadas las 21 horas San Antón entró por las puertas de Santa Ana a hombros de los Moros Marroquíes y llegó el momento más emocionante de la Media Fiesta. En el templo se hizo un silencio expectante y cuando la AMCE Santa Cecilia tocó las primeras notas del pasodoble A San Antón, del eldense Octavio J. Peidró, los presentes comenzaron a bailar y cantar a pleno pulmón y a una sola voz esta pieza que se está convirtiendo en un himno festero.

La Media Fiesta concluye esta mañana con la Proclamación de capitanes y abanderadas de 2020 en Santa Ana. El punto y final lo pondrá el Desfile de la Media Fiesta que contará con las capitanías y escuadras premiadas de cada comparsa a partir de las 13 horas y que realizará el siguiente recorrido: Juan Carlos I, Plaza Sagasta, Jardines, Dahellos, José María Pemán, Antonino Vera y Padre Manjón.

 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir