SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

27 MAY 2020 Fundado en 1956
Visto: 2007

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Las compras y el trabajo se han frenado, por lo que el Ayuntamiento dará ayudas.

Con el objetivo de conseguir un estímulo económico y social, el Ayuntamiento de Elda está preparando un plan que permita ayudar y atender a todos los colectivos que se están viendo afectados por los efectos del coronavirus.  El plan tendrá especial incidencia en las áreas dedicadas a materias de carácter social, como Bienestar Social, Igualdad y Mujer, Vivienda, Cultura, Educación o Juventud  y también las de carácter económico como Hacienda, Inversiones y Servicios Públicos Sostenibles, Comercio y Mercados, Industria, Empleo y Fomento Económico. El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, ha trasladado a todos los integrantes del equipo de gobierno la preparación de una lista de propuestas para que sean incluidas en el plan, una iniciativa en la que, desde el gobierno local indican que no se van a escatimar recursos.

El programa incluirá, además de medidas sociales de ayuda y apoyo a las familias, otras de carácter económico que permitan incentivar una recuperación lo más rápida y estable posible de la actividad comercial e industrial de la ciudad. Entre otras decisiones, se ha aplazado el pago de impuestos y tasas de gestión municipal, se ha impulsado la concesión de ayudas de emergencia a un centenar de familias que no estaban recibiéndolas, se ha agilizado el pago de las Prestaciones Económicas Individualizadas (PEIS) que  se destinan a cubrir necesidades básicas y, a través de la Mesa ISAE, se están distribuyendo alimentos a 299 familias de Elda.

Todas estas ayudas que ya están en marcha, se complementarán con las líneas de ayudas que desde la Generalitat Valenciana y desde el Gobierno central se están articulando, como las ayudas a autónomos, los bonos de comedor escolar, el apoyo a trabajadores, consumidores, familias y colectivos vulnerables, la suspensión de lanzamientos para hogares vulnerables sin alternativa habitacional  y la prórroga de los contratos de arrendamiento de vivienda habitual, la moratoria de la deuda hipotecaria, la ampliación del colectivo de potenciales perceptores del bono social de electricidad y la prohibición del corte de suministros energéticos durante el estado de alarma, entre otras medidas.

Debido a las medidas extraordinarias por el coronavirus, los Ayuntamientos podrán destinar hasta un máximo del 20% de su superávit presupuestario a gasto social, con la finalidad de paliar los daños que esta situación está provocando en el tejido social y económico.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir