Imprimir
Visto: 4800

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Estas ayudas beneficiarán a las personas que lo están pasando mal.

La enfermedad COVID-19 y el confinamiento está provocando una crisis económica debido a parte de la población haya perdido el empleo o visto reducido su sueldo y, por tanto, no tenga ingresos ni una forma de hacer frente a los pagos de renta o incluso comida. Para ayudar a paliar los efectos de esta crisis, unas 300 familias de Elda van a recibir a partir de este mes de una bonificación durante tres meses del pago del alquiler de las viviendas públicas en las que habitan.

En concreto, se trata de 181 viviendas del IVVSA situadas en la Plaza Simón Bolívar y 136 viviendas de Emudesa ubicadas en el Polígono  Almafrá. En este último caso, la Concejalía de Vivienda, a través de Emudesa, va a estudiar cada uno de los cerca de 120 contratos de compraventa con opción a compra para valorar si se aplaza o bonifica el pago de los plazos de los próximos tres meses. De esta manera, Emudesa equipara a estos usuarios con aquellas personas que se van a beneficiar de un aplazamiento en el pago de sus hipotecas si se encuentren en situación de vulnerabilidad económica a consecuencia de la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus. Todos los interesados pueden ponerse en contacto con Emudesa a través del teléfono 966 989 244 o del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

El edil de Vivienda, Javier Rivera, ha señalado que desde que dirige Emudesa ya se han ajustado algunos contratos de compraventa a las familias a las que se les hacía cuesta arriba el pago. Por otro  lado, ha destacacdo  que "la población en estos momentos tan difíciles no debe preocuparse por el alquiler o las hipotecas, que nos llamen y nos podremos a estudiar su caso para ayudarles".

La Generalitat ofrece dos bonificaciones paralelas. Una de ellas, con carácter extraordinario, es una bonificación durante tres meses del pago del alquiler de vivienda pública para familias en caso de pérdida definitiva de empleo o pérdida temporal (ERTE) de ingresos. La otra, la ordinaria, será una prórroga de la bonificación del alquiler de vivienda pública a personas inquilinas que ya la tuvieran concedida en fecha 14 de marzo de 2020.

Hipotecas y alquieleres

El Consejo de Ministros aprobó un paquete de medidas económicas y sociales para contrarrestar el impacto del estado de alarma. Sacó adelante una moratoria del pago de hipotecas y alquileres a todos los que están afectados social y económicamente por la COVID-19, así como fórmulas de facilidad de pago. Para las personas que no puedan pagar sus alquileres y no tengan alternativa habitacional, se suspenden los desahucios de inquilinos durante seis meses desde la entrada en vigor del estado de alarma y se establece una moratoria de pago. También se renovará automáticamente los contratos de alquiler que venzan en los tres meses siguientes al estado de alarma. Por otro lado, las empresas no podrán cortar los suministros básicos en la vivienda habitual de ningún ciudadano durante el estado de alarma. 

Etiquetas