SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

12 JUL 2020 Fundado en 1956
Visto: 6063

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Control de la Policía Local de Petrer en la avenida del Mediterráneo.

Hacer deporte en casa, leer, jugar a la videoconsola, ver la televisión o pasear y entrenar al aire libre a unas horas concretas parece no ser suficiente para una parte de la población de Elda y Petrer durante esta primera fase del final de la cuarentena. Este fin de semana se han visto grupos de tres o más personas por numerosos lugares, como pandillas de menores de unos 15 años juntos, grupos de mujeres paseando o amigos que se encuentran y se saludan sin mantener la distancia de seguridad. Una imagen que abochorna y que puede dar al traste con todo el esfuerzo realizado hasta ahora y poner fin a las etapas de desescalada.

Numerosas personas han suspendido la primera prueba del inicio del desconfinamiento, prueba de ello es que entre la Policía Nacional y la Local de Elda y Petrer han puesto más de 200 denuncias en un solo fin de semana. Aunque son minoría, las malas conductas de algunas personas preocupan mucho a los agentes, que se muestran desmoralizados ante el egoísmo de unos pocos que pone en peligro el avance realizado durante más de seis semanas de aislamiento por toda la población.

Este número de multas podría ser superior, pues ahora mismo los agentes están optando por la pedagogía más que por la sanción, además, los agentes no dan abasto para pedir los papeles a tanta gente. Los policías han declarado a Valle de Elda no entender por qué los ciudadanos se saltan las medidas de seguridad que se toman por el bien de todos, especialmente para no colapsar el hospital de nuevo.

Desde la Policía Nacional informan que durante el dispositivo de este puente festivo de mayo han reforzado los servicios con dos cometidos claros, evitar traslados a segundas viviendas y observar la movilidad de la ciudadanía. Del jueves 30 de abril a domingo 3 de mayo interpusieron 158 propuestas de sanción, de ellas solo 13 fueron por saltarse la nueva normativa (cinco por hacer actividad física a deshoras y siete por salir con menores a horas diferentes), el resto fueron por saltarse el estado de alarma en general. Llama la atención que algunas personas han sido multadas en tres ocasiones y otras tres llegaron a ser detenidas entre 15 y 20 veces. Además, solo ayer por la mañana se interpusieron unas 80 denuncias más.

Desde la Policía Nacional reiteran que la mayor parte de la población cumple a rajatabla el aislamiento, pues entre Elda y Petrer residen unas 90.000 personas y el número de denuncias no es significativo. Pero aunque sean las menos, su actuación pone en peligro al resto de la población y los agentes seguirán cumpliendo con su obligación con mayor presencia y rigidez en las calles por el bien común y para ayudar a que el esfuerzo de los sanitarios durante tantos meses no sea en vano.

Debido a la táctica de optar por la pedagogía, la Policía Local de Elda del sábado al lunes puso 15 propuestas de sanción por saltarse la normativa del estado de alarma por causas como hacer botellón o salir a pasear en grupos de amigos. Desde que comenzó la cuarentena el 14 de marzo se han puesto casi medio millar de propuestas de sanción, lo que representa una media de diez al día.

El edil de Seguridad Ciudadana de Elda, Enrique Quílez explica que “la gente en general se está comportando, aunque hay excepciones de gente indisciplinada y eso cuesta”. Quílez resalta que quien más se salta la normativa es la gente joven y los deportistas. Además, recuerda una medida sencilla y efectiva para evitar un mayor contacto entre la población: “Caminar por la acera de la derecha en el sentido de la marcha, así se mantiene la distancia social y todos nos protegemos” y pide a las personas que se saltan la cuarentena que muestren “más educación y civismo”.

La Policía Local de Petrer puso 46 denuncias. La más llamativa se produjo en la madrugada del domingo, cuando en la calle de la Rodela, en un cuartelillo interpusieron ocho denuncias porque había personas adultas y menores en la vía pública. Este grupo se reunió en su cuartelillo en la noche que debía haberse celebrado la segunda Entraeta para celebrarlo con música y mesas en calle para cenar juntos.

También se han registrado dos casos de violencia doméstica, uno el jueves 30 de abril, cuando una mujer fue agredida por su hermano y otra el viernes 1 de mayo de un hijo que le pegó a su madre. En ambos casos se detuvo a los dos agresores.


Control de la Policía Local de Elda en la avenida de Ronda.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir