SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

14 JUL 2020 Fundado en 1956
Visto: 4956

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Los centros educativos deberán comunicar a Conselleria de Educación sus necesidades.

La vuelta a los centros escolares en la Comunidad Valenciana para el próximo curso será presencial en Infantil y Primaria, con grupos de 20 alumnos como máximo, y en su horario habitual, así lo ha comunicado el secretario autonómico de Educación y Formación Profesional, Miguel Soler, a través de una carta a todos los centros educativos de Infantil y Primaria. Respecto a ESO y Bachiller, aún no se han comunicado las directrices, pero el conseller Vicent Marzà anunció en rueda de prensa el viernes que habrá clases presenciales si se puede guardar una distancia de 1,5 metros entre alumnos, si no, tendrán que arbitrarse otras fórmulas como hacer grupos más pequeños o alternar las clases on line. La seguridad sanitaria primará por encima de todo.

La propuesta de Conselleria de Educación para Infantil y Primaria será personalizada para cada centro, ya que "es la dirección de cada centro quien mejor conoce las particularidades del mismo”, indica Miguel Soler. Tras recibir la información, la Conselleria determinará el número de profesores de cada centro.

El inicio del nuevo curso también supondrá un gran reto para la comunidad educativa, que tendrá que dar respuesta a la necesidad de mantener las medidas de prevención y control de la COVID-19, con centros escolares saludables y seguros a la par que alcanzar los objetivos educativos y de sociabilización que favorezcan al alumnado y a su aprendizaje. Esta propuesta se mantiene si no hay una evolución negativa de la pandemia.

Desde la Conselleria entienden que la formación a distancia nunca podrá ser comparable a la presencial, sobre todo en Educación Infantil y en Primaria, por ello, su apuesta es garantizar la enseñanza presencial en estos niveles. 

Dado que en Infantil y hasta 4º de Primaria los niños no pueden mantener una distancia mínima entre ellos ni es aconsejable para su sociabilidad, la Conselleria ha hecho una propuesta genérica para todos los centros públicos: grupos de convivencia o "burbuja" de Infantil con un máximo de 20 alumnos que podrán estar configurados por alumnos de diferentes niveles; en Primaria podrán ser alumnos de dos niveles consecutivos. De primero a cuarto de Primaria las clases también tendrán que tener como máximo 20 alumnos y solo un tutor general, que será la persona que interactúe con los menores a su cargo como única opción posible para garantizar la seguridad. Así se reduce el número de interacciones, algo temporal hasta que pase la crisis sanitaria. Los profesores especialistas podrán dar clases de manera interactiva con las opciones que tenga cada centro.

Los alumnos de quinto y sexto de Primaria tendrán que ocupar las aulas más grandes, manteniendo la ratio actual siempre que las aulas tengan capacidad para guardar la distancia física obligatoria.  Estos dos cursos contarán con profesores especialistas de las distintas materias, pero se pide que sea de la forma más segura posible.

Secundaria

Por otro lado, el alumnado de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional podrá ir a clase si se garantiza una distancia mínima de 1,5 metros, por lo que si ello no fuera posible, se apuesta por la educación digital “puesto que estos alumnos ya pueden estar solos en casa”, ha asegurado el conseller Vicent Marzà en rueda de prensa. 

Marzà añadió que “evidentemente no se podrá impartir todo el currículum, pero todo dependerá de la evolución de la pandemia”.

Algunos institutos están estudiando turnos de educación online, de manera que cada grupo asistirá una semana los lunes, miércoles y viernes y trabajará los contenidos en casa los días que no acuda al centro, mientras que los martes y jueves irá el resto. Y cada semana irán rotando los grupos.

Habrá clases de refuerzo por las tardes y un plan para recuperar el tiempo no presencial a causa del estado de alarma.Todas estas medidas se podrán llevar a cabo gracias a un refuerzo de personal en todos los niveles, afirman desde Conselleria. A la par se está poniendo en marcha un plan de contingencia para reforzar la digitalización ante un posible rebrote y confinamiento por causa del coronavirus.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir