SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

13 AGO 2020 Fundado en 1956
Visto: 3113

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Imagen de uno los comerciantes con las firmas que entregarán al Ayuntamiento.

Comerciantes y vecinos de la calle Jaime Balmes y adyacentes se han reunido esta mañana con el alcalde, Rubén Alfaro, y la concejala de Comercio, Sarah López, para trasladarle su malestar por la reubicación del mercadillo de Jaime Balmes, que abrirá el sábado en las calles adyacentes a Jaime Balmes y Reyes Católicos.

Ha sido una reunión distendida en la que los comerciantes han expuesto las razones por las que no desean que se ponga en su calle el mercadillo: los días de lluvia el agua llega desde Petrer y afectará rápidamente a los puestos, además, cortan un acceso importante entre Elda y Petrer, empeoran aparcamiento y accesos y devaluará la zona afectando a comercios que llevan mucho tiempo asentados así como a los residentes.

También les han mostrado las 200 firmas que ya han reunido y estiman que pronto tendrán más de 400. Uno de los portavoces de este grupo, Rubén Jaén, afirma que están dispuestos a dialogar y agradecen al Ayuntamiento que les hayan recibido pero reiteran que “no queremos el mercadillo allí, si fuese algo temporal sí, pero vemos que será algo a largo plazo y no queremos”.

Continúa Rubén Jaén afirmando que “un tercio de la vida de la población, dos de cada siete días, estará afectada con esta decisión unilateral. Por ello seguiremos adelante en nuestra lucha para que no se quede en Jaime Balmes, vamos a tomar acciones legales, a formalizar una asociación y estamos dispuestos a manifestarnos, valorando una campaña con pancartas”.

Desde el Ayuntamiento les han expuesto que “permitirá crear un mercadillo controlado y serio, pero eso no es cierto, este mercadillo siempre ha sido un caos, ha habido gente que orina en la calle y lo dejan todo destrozado y tememos que la Cruz de los Caídos sea un meadero, no queremos nada de eso en la puerta de nuestras casas”, afirma Rubén Jaén. También ha mostrado sus dudas “porque al principio hablaban de un informe que justificaba la ubicación y ahora dicen que lo han encargado, no entendemos nada”.

Por último, el Ayuntamiento les ha propuesto la creación de una comisión de seguimiento para analizar la evolución del mercadillo de Virgen de la Cabeza y la plataforma de afectados se pregunta: “¿Debemos dedicar nuestro tiempo a denunciar los hechos que ocurrirán en lugar de a nuestros negocios y familias, cuando decimos desde el principio que no queremos que esté ahí?”, concluye Jaén. 

Desde la plataforma de afectados se solidarizan con los placeros y les apoyan para que puedan empezar a trabajar pero recuerdan que ellos también vienen del cierre de negocios por la COVID-19 y que esto es otro palo en la rueda que puede acabar con negocios de muchos años cerrando sus puertas o debiendo trasladarse a otro lugar.

Ayuntamiento

El alcalde ha informado que la calle Jaime Balmes y adyacentes es, “según los informes técnicos, la mejor para el traslado provisional de todos los puestos", al tiempo que les ha comunicado las medidas que desde el Ayuntamiento se han adoptado para que la apertura del mercadillo en la zona se desarrolle con normalidad porque "en la anterior zona no se cumplían las normas de seguridad e higiene impuestas por la COVID-19”, explica.

Entre estas medidas se encuentra la instalación de aseos portátiles, la colocación de contenedores de recogida selectiva de residuos (cartón, plástico y orgánico), así como que haya vigilancia, con la presencia de la Policía Local para garantizar la seguridad y el cumplimiento de las medidas de higiene.


Imagen de la calle Jaime Balmes.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir