SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

13 AGO 2020 Fundado en 1956
Visto: 3407

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Imagen de archivo del IES La Torreta.

Los institutos de Elda y Petrer acogen mañana a los 518 estudiantes que durante tres días harán los exámenes más importantes para su futuro, la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), pues la nota que obtengan junto con la media de Bachillerato determinará a qué carreras pueden optar el próximo curso. En Elda son 301 los estudiantes que se van examinar y en Petrer, 217. 

Esta será una PAU sin precedentes, pues por primera vez se realizará en los mismos institutos y no en las universidades a causa de la pandemia de la COVID-19. De esta forma se evitarán aglomeraciones, transporte masivo e incluso podrían estar menos nerviosos al ser un entorno conocido, pues los jóvenes se examinarán en sus centros.

En Elda se examinarán 89 alumnos en La Melva, 67 en Sagrada Familia, 51 en La Torreta, 59 en Monastil (49 del centro y 10 de Valle de Elda) y 35 en Las Carmelitas. En  Petrer, 61 alumnos del Azorín, 108 del Paco Mollá y 48 de La Canal realizarán estas pruebas.

Los estudiantes han de llevar mascarilla para poder entrar al centro así como para moverse hasta las clases donde deben hacer las pruebas, deben acudir 45 minutos antes de la realización de cada examen y habrá una única puerta de acceso así como protocolos de emergencia y planes de evacuación por si fuese necesario. Los estudiantes estarán sentados a 1,5 metros entre ellos y solo podrán quitarse la mascarilla durante la realización del examen, no mientras reciben o entregan  sus pruebas.

Las aulas serán vigiladas por un tribunal conformado por profesorado externo al centro para evitar cualquier tipo de duda sobre la realización de los exámenes, de la misma forma, solo se abrirán los exámenes en presencia de los mismos. Antes de cada prueba se comprobará la identificación del alumnado.

Al examinarse en su centro pero con personal externo, todas las personas involucradas en las pruebas tendrán que llevar identificaciones de determinados colores para garantizar la seguridad y para que el alumnado sepa a quién dirigirse. La persona que coordine cada centro llevará una tarjeta de color rojo, el personal del centro color naranja y los vigilantes de las aulas de color amarillo. El alumnado de las PAU llevará una tarjeta de color azul y las personas miembros del tribunal portarán un identificador de color verde.

El personal de vigilancia será el encargado de leer los nombres en la entrada del aula y de confirmar la identidad del estudiante que tenga en su aula. La identificación se hará mediante la comprobación del DNI, que cada estudiante deberá dejar encima de la mesa.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir