SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

5 DIC 2020 Fundado en 1956
Visto: 1506

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Los alumnos apenas tenían luz por las mañanas.

El IES Azorín se trasladó la pasada semana a su nueva ubicación, en la calle Picasso, donde los estudiantes se han encontrado con que el suministro eléctrico fallaba, por lo que no podían dar clase a las 8 de la mañana debido a que aún no hay luz natural, ni podían dar clase de Informática. Los estudiantes de 2º de Bachillerato, que se juegan mucho en la PAU o prueba de acceso a la universidad, han protestado ante esta situación. El Ayuntamiento de Petrer solventó ayer este problema técnico dándole más capacidad al cable que transporta la luz de obra, hasta que tengan un contador de luz oficial instalado, algo que aseguran, llegará en unos días. La concejala de Educación de Petrer, Sabina Sendra, explicará la situación ante la alarma generada en alumnado, familias y profesorado. 

Cada mañana los alumnos se encontraban con que no tenían luz eléctrica, por lo que debían acceder a oscuras a sus clases por los distintos pasillos, alumbrándose con las linternas de los móviles. Una vez en clase, y dado que a esa hora no hay luz natural, como el suministro eléctrico fallaba ya que funcionan con la luz de obra, la red se sobrecargaba y se disparaban los automáticos, así que a primera hora no podían dar clase, al no ver nada, de hecho ya han tenido que retrasar algún examen. Tampoco recibían clases de Informática porque los ordenadores no iban cuando falla la luz. 

Los estudiantes de las tres clases de segundo de Bachillerato se toman muy en serio sus estudios porque quieren acceder a la universidad y no desean perder el tiempo. Temen que estas deficiencias les impidan terminar el temario y estar al nivel que el resto del alumnado de otros centros, cuando además ya perdieron mucho tiempo por la pandemia el pasado curso.

También lamentan que les prometieran aulas de última tecnología "y al llegar no tenemos ni proyectores".

Otros problemas

Los alumnos han enviado un escrito de protesta a los medios donde también se quejan de que en las nuevas instalaciones existen aglomeraciones en los patios, pues son demasiados alumnos para el poco espacio existente, por lo que piden que se puedan usar las pistas deportivas. Tampoco tienen lugares donde sentarse, pues hay solo cinco bancos para todos y la zona de gradas está cerrada durante los recreos. El alumnado considera que todo ello es consecuencia de que las obras se han hecho demasiado rápido. 

La vicedirectora, Inma Arráez, ha aclarado que el  Ayuntamiento ayer mismo solucionó el problema de la luz de forma provisional hasta que Conselleria instale los contadores. Por otro lado, afirma que las pistas no se pueden usar durante el recreo porque es un espacio lectivo, que se ha dividido por cursos para mantener la distancia física.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir