SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 2403
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Unos 500 músicos interpretaron "Las calles se llenan de mil colores" | Jesús Cruces.

Los pasodobles y marchas moras volvieron a sonar ayer en las calles de Elda gracias al desfile de collas de Moros y Cristianos, acto que anuncia la llegada de la Media Fiesta. Por primera vez el coro de la Mayordomía de San Antón interpretó junto a las agrupaciones musicales de las nueve comparsas la pieza Las calles se llenan de mil colores. Cientos de personas volvieron a demostrar que cuando se trata de Moros y Cristianos, la ciudad arropa cada acto, pues sus vecinos siempre toman las calles para disfrutar de las fiestas.

Cientos de músicos se reunieron en la Plaza Castelar a las 18:30 horas y realizaron el desfile puntualmente por las calles Juan Carlos I, Jardines, Ortega y Gasset, Calle Nueva y Colón hasta la Plaza de la Constitución. Una vez allí tocaron al unísono la canción bajo la batuta de la directora del coro de la Mayordomía de San Antón y la Fanfarria Zíngara, Micaela Rubio. La emoción embargó al público durante la actuación pues la pieza describe la singularidad tanto de las fiestas de Moros y Cristianos como de cada una de sus comparsas.

Rubio se especializó en viola y ha actuado a lo largo de su carrera musical en orquestas de la Comunidad Valenciana y de Madrid, además actualmente el grupo de cámara eldense Kasiclásika, que ella dirige en 2015 celebró su 20º aniversario. Micaela Rubio siempre ha estado muy involucrada con las fiestas, prueba de ello es que en 2008 dirigió el Pasodoble Idella. El de ayer fue, sin duda, un momento muy especial en su carrera musical, pues en 2010 se encargó de arreglar la pieza que se interpretó, Las calles se llenan de mil colores, para  el concierto que todas las bandas realizaron para celebrar el décimo aniversario de la Fanfarria Zíngara. Previamente el coro de la Mayordomía escribió las letras para la canción para la unidad didáctica de la fiesta. La canción podría convertirse en el segundo himno de las fiestas, tras el Idella, si continúa realizándose este acto durante la Media Fiesta. 


El grupo Abdalá de la comparsa Moros Marroquíes | Jesús Cruces.

Otra de las novedades fue la inclusión de nuevos instrumentos durante la actuación, concretamente contaron con un piano y un violín eléctrico. Además se instaló por primera vez en la plaza un equipo de sonido que permitió al público escuchar la pieza sin dificultades. La prueba del éxito de los músicos quedó patente cuando se volvió a entonar la pieza por segunda vez para el deleite de los asistentes.

Una vez finalizó el acto Micaela Rubio se mostró contenta con el resultado y quiso destacar "la labor y constancia de cada uno de los miembros de los diferentes grupos que mantienen viva la música dentro de sus comparsas. Lo cierto es que no es un buen momento para determinados grupos musicales y es de agradecer la labor y aportación que realizan pese a todo a la fiesta".

Este año se encargó de abrir el desfile de agrupaciones musicales el bando cristiano con la Zalagarda Contrabandista, seguida de la Trova Cristiana, Sotavento Pirata, Bigornia Estudiante y Fanfarria Zíngara. La agrupación musical Huestes del Cadí abrió el bando de la media luna, seguida de la Colla de los Moros Musulmanes, el Grupo Musical Abdalá de los Moros Marroquíes y cerró la marcha el Grupo de Percusión y Dulzaina Moros Realistas.

1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir