SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 118645
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Maya no se ha separado de la puerta del centro desde que ingresó su dueña el domingo | Jesús Cruces.

Los usuarios y trabajadores del Hospital General de Elda se vienen encontrado con una curiosa imagen a las puertas de Urgencias, se trata de Maya, una perra de raza Akita Inu que desde el domingo no se ha separado de la puerta del centro, sin necesidad de estar atada. Maya espera con la mirada fija en la puerta de Urgencias la llegada de su dueña, Sandra Iniesta, una joven catalana de 22 años que permanece ingresada en el centro tras sufrir una apendicitis, dolencia que se manifestó cuando pasaba por Elda con su coche de regreso a Barcelona tras sus vacaciones en Granada, junto a su padre y Maya.

Maya cumplirá dos años el próximo 3 de septiembre, y sin duda se ha ganado el corazón de su dueña: "Es una mascota muy fiel, siempre está alerta de todo, es intuitiva y sin duda destaca por su simpatía, ha conseguido ganarse el cariño de todos, la verdad es que tengo muchas ganas de poder volver a verla".

La perra no ha querido separarse de la puerta de Urgencias salvo en las ocasiones en que Manuel Iniesta, padre de la joven, la lleva a pasear. Aunque algunos trabajadores del centro se han ofrecido a cuidarla en casa hasta que la joven se recupere, tanto hija como padre prefieren que Maya permanezca cerca, a las puertas del centro hospitalario, pues "es donde mejor está, tiene comida y agua y nunca está sola, ya que el personal del centro y usuarios le hacen compañía".


Manuel Iniesta está cuidando de Maya mientras su hija permanece ingresada | Jesús Cruces.

La joven volvía de pasar las vacaciones en Granada con su padre, cuando a su paso por Elda se encontró indispuesta y tuvo que ser atendida en el Hospital General el domingo a las 12 horas. Tras detectar que tenía apendicitis fue operada de urgencia y ahora se recupera favorablemente hasta que en un par de días reciba el alta y pueda volver a su hogar, en Barcelona. 

Los trabajadores del centros hospitalario admiten que a todos se les "cae la baba con la perrita, es muy buena, es la atracción del Hospital, es tan cariñosa que nos deja acariciarla y darle de comer. No solo se porta bien con nosotros, sino con los usuarios que entran y salen de Urgencias".

Manuel Iniesta ha aprovechado la ocasión para agradecer el trato que ha recibido en el Hospital durante este periodo.

Actualización: Maya y Sandra se reencuentran tras seis días de paciente espera.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir