SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 7881
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

José Felipe Tomás ha diseñado el trampantojo | Jesús Cruces.

El Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Urbanismo, ha decidido darle un lavado de cara al casco antiguo de la ciudad, y por ello proyecta decorar todas aquellas fachadas blancas y abandonadas para darle vida y color a este barrio. El proyecto ha comenzado con la decoración de la fachada situada junto al edificio número cuatro de la Plaza de la Constitución con un gran trampantojo que recreará la historia de la céntrica plaza. Un trampantojo es una ilusión óptica o trampa con que se engaña a una persona haciéndole creer que ve algo distinto a lo que en realidad existe; especialmente se trata de dibujos de paisajes pintados en una superficie que simula una imagen real.

Urbanismo ha contratado al arquitecto eldense José Felipe Tomás de ND10 Arquitectura para que realice el diseño de este espacio de casi 400 metros cuadrados. Tomás, quien se muestra muy ilusionado de poder llevar a cabo este proyecto, ha trabajado durante un año para conseguir toda la información pertinente y poder crear así un dibujo lo más fidedigno posible, para ello ha estudiado la documentación y ha consultado al arqueólogo municipal, Juan Carlos Márquez, y a la asociación Mosaico de Elda. De esta forma ha diseñado una imagen que recrea las tiendas que se situaban en dicho espacio en la década de los años 50.


El artista Zeta está plasmando este arte sobre el urbano | Jesús Cruces.

En este diseño se incluye la antigua droguería conocida como la "Casa tienda" y también el mosaico del siglo XVIII que hasta hace unos años se encontraba enfrente, en la calle La Purísima, y que ahora conserva Mosaico. Se trata de una recreación a tamaño real para que este arte sea sea lo más real posible, imagen que está dibujando el artista eldense Zeta, quien lleva más de 20 años realizando este tipo de diseños. 

Para diferenciar este trampantojo del resto de los que se han creado en España y Europa, Tomás lo ha diseñado en blanco y negro y, si bien es más complicado, permitirá impregnar a este espacio de una sensación de antigüedad.

 El arquitecto ha indicado a Valle de Elda que "lo que se busca es utilizar los vacíos urbanos para devolverle parte de su historia a la ciudad, pues se recrea el pasado. Si todo sale bien este será el germen, el primer proyecto de cerca de una decena, pues en el casco antiguo hay muchos espacios vacíos y carentes de vida que se pueden reparar".

El Ayuntamiento ha realizado una inversión para adecuar la zona y permitir que este dibujo perdure en el tiempo. Se espera que a finales de diciembre esta obra esté concluida. 


Trabajadores están alisando la facahda para que acoja el diseño | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir