SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1967
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El pleno aprobó por unanimidad instar al gobierno a seguir las obras del Castillo | Jesús Cruces.

El Ayuntamiento de Elda celebró ayer el pleno ordinario del mes de abril en el que se acordó por unanimidad exigir al Consell que reanude las obras del Castillo y poner así una solución a la delicada situación en la que se encuentra la fortaleza. Esta moción fue presentada por los populares. También se ha ratificado que el contrato con Fobesa, la empresa concesionaria de limpieza, recogida de basura y gestión del Ecoparque de Elda, es de 15 años, pues a la empresa se le deben dos millones de euros por un problema en la transcripción del contrato en el que figuraban 10 años en lugar de 15. El edil de IU, Javier Rivera, aprovechó la ocasión para abogar por una gestión de los servicios de limpieza municipales y pidió que se pusiese en marcha un observatorio de contratas.

En 2015 comenzaron las obras en el Castillo para la conservación del antemural T10 con un presupuesto de unos 500.000 euros de la Generalitat para que se pudiese visitar la fortaleza, obras que se debían haber concluido a finales de ese mismo año y que, sin embargo, continúan paralizadas. La situación ha empeorado puesto que uno de sus arcos se derrumbó a causa de las lluvias y todos los concejales temen que las obras no se vayan a reanudar, así lo afirmaron durante el pleno. El edil de Patrimonio, Amado Navalón, explicó la complicada situación en la que se encuentra el Castillo puesto que la empresa desea que se modifique el proyecto y se le dote de un mayor presupuesto y la Generalitat se niega.

Navalón aseguró que "desde Conselleria del PP se invirtieron en un primer momento unos 500.000 euros que pasaron durante el proceso de contratación a menos de 400.000 euros, cuando se estimaba que se necesitaban unos 800.000 euros. Ahora la empresa amenaza con no seguir por falta de presupuesto y no podemos hacer más hasta que Conselleria mueva ficha”. El próximo martes se trasladarán a Valencia para mantener una reunión de trabajo con miembros de la Conselleria y tratar de salir de este atolladero, pues para la conservación del deteriorado castillo urgen varias actuaciones.

Navalón defendió la gestión socialista municipal respecto al Castillo | Jesús Cruces.

Todos los grupos políticos estuvieron de acuerdo en asegurar que “el Castillo es un símbolo de la ciudad, a pesar de su estado de deterioro”, en palabras del edil popular Francisco Mateos; mientras que por su parte el edil Iñaki Pérez recalcó que “difícilmente tendremos futuro si no ponemos en valor nuestro pasado; urge ver su cuidado como una inversión y no como un gasto”. Mientras que el portavoz de Ciudadanos, Paco Sánchez, urgió al alcalde de Elda y presidente de la FVMP, Rubén Alfaro, que “utilice su puesto para pedir algo de cariño para Elda”. 

También salió adelante a pesar de los votos en contra del PP la moción presentada conjuntamente por PSOE, Compromís, Sí Se Puede e Izquierda Unida sobre la marginación de los valencianos en los presupuestos generales del Estado. Estos partidos buscan que el Gobierno de Mariano Rajoy haga unos presupuestos “justos con los valencianos", pues “se prevé una inversión de 119 euros por persona, cuando la media es de 184 en toda España y en algunas comunidades se triplica a la valenciana”, explicó la edil de Compromís, Pilar Calpena. El único grupo que se mostró contra esta petición fue el PP, su portavoz, Fran Muñoz, justificó que “son presupuestos  para medio año; además en años anteriores ya seque invirtió en infraestructuras como el AVE, si queremos ser el corredor del Mediterráneo otras comunidades ahora necesitan más presupuesto para seguir con ciertas obras”.  Por su parte el portavoz socialista, Eduardo Vicente lamentó que de esta forma “no se puede impulsar el eje ferroviario del Vinalopó ni reparar la A-31”.

Los populares defendieron los presupuestos generales | Jesús Cruces.

Además también se decidió que los campos 1 y 2 de la Sismat pasen a llamarse Francisco Poveda Monzó “Pinos” y Francisco Gallardo respectivamente, en memoria de estos apasionados del fútbol eldense. Todos los grupos aprobaron este cambio, a petición del Elda Industrial.  El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, quiso dar las gracias personalmente a todos los ediles por la deferencia que habían tenido tanto con ambos amantes del deporte y sus familiares. También se aprobó la declaración escolar de la Colonia de Santa Eulalia por unanimidad.

Elda cuenta con un nuevo secretario, Federico López  | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir