SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 7970
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Muñoz hizo referencia al cierre de una línea en Sagrada Familia | Jesús Cruces.

El pleno ordinario del mes de mayo estuvo protagonizado ayer por el debate sobre el cierre de líneas de colegios concertados y en concreto por el de un aula de Bachillerato en el Colegio Sagrada Familia de Elda. Tanto el Partido Popular como Ciudadanos presentaron mociones para instar al Consell a cambiar su decisión, que no salieron adelante puesto que los partidos de izquierdas del Ayuntamiento de Elda votaron en contra. Dos plantas más abajo, la plaza de la Constitución estaba ocupada por unas 700 personas que protestaban contra la política de la Generalitat Valenciana sobre la enseñanza concertada. 

Ambas mociones solicitaban instar al Consell a mantener las líneas concertadas y dar libertad de elección a los padres sobre el colegio que quieren para sus hijos.Tanto el PP como Ciudadanos aseguraron que "no faltan alumnos y hay plazas para todos, debería primar la libertad de las familias y no criterios políticos", en palabras de la edil del PP, Ana Ferriz. El portavoz de Ciudadanos, Paco Sánchez recalcó que "este es un debate respecto a si los padres tienen o no derecho a elegir a qué centro quieren llevar a sus hijos, pues no es justo que no puedan llevarlos a la concertada si así lo desean. Sufrimos un gobierno autonómico sectarista".

La edil de Educación, Laura Rizo, señaló que "solo queremos mejorar la ley de Educación que el PP ha atacado durante 20 años, creemos que hay que dar prioridad a lo público, gratuito y de calidad. El PP habla de libertad pero no hizo nada cuando se cerró el colegio El Seráfico ¿es que no defendían lo público?". Por su parte, la edil de Compromís, Pilar Calpena, afirmó que "no vamos contra la concertada sino que el descenso de natalidad nos lleva a realizar ajustes". 

Desde Sí Se Puede e Izquierda Unida afirmaron estar a favor de la "educación pública, laica y de calidad" y defendieron que "no se deberían financiar centros privados con dinero público cuando ese dinero debería ir a lo que es de todos, y quien no quiera lo público, que pague".  Padres y trabajadores del centro Sagrada Familia asistieron al pleno para conocer de primera mano el resultado de este debate.


Calpena defendió que el interés de ambas partes es el de la enseñanza de calidad | Jesús Cruces.

El portavoz popular Fran Muñoz concluyó el debate mostrando una camiseta del uniforme del colegio Sagrada Familia y pidió "por favor" a todos los partidos de izquierdas "olvidar los colores políticos y defender a los 1.000 niños que a diario llevan todos los días esta camiseta y que representa un centro con 54 años de historia, es una institución similar a la del Deportivo Eldense y debemos defender lo nuestro". Sánchez se sumó a esta petición al recalcar que "hoy es la Sagrada Familia y mañana podría ser las Carmelitas". Esta moción no salió adelante al contar solo con los votos a favor del PP y Ciudadanos, la abstención del edil no adscrito Paco García y los votos en contra de los grupos de izquierdas: PSOE, Compromís, IU y Sí Se Puede

Por otra parte, el pleno aprobó el convenio de colaboración con la Junta Central de Comparsas del Ayuntamiento de Elda con una subvención de 28.000 euros con los votos a favor de todos los partidos políticos salvo Izquierda Unida y Sí se Puede, que se abstuvieron. El edil de IU, Javier Rivera criticó que "este pleno incumple sus promesas, se aprobó auditar una Comisión de Fiestas para valorar si las cantidades son la adecuadas y no ha ocurrido" además afirmó que "estos convenios deberían de ser a largo plazo pues estamos a siete días de estar todos en la plaza cantando el Idella, y si no lo aprobamos no se podrá realizar". 

También se aprobó el Plan Estratégico de Subvenciones de 2017 y solicitar a Conselleria la declaración como Paraje Natural de El Pantano y la creación de la puesta en marcha de una escuela municipal multideportiva propuesta por IU. Además se presentaron dos mociones de urgencia, por un lado y por petición de Consignas Solidarias, una contra la discriminación que fue aprobada por unanimidad y también se llevó a pleno el convenio con la Junta de Cofradías de Semana Santa con un presupuesto de 17.000 euros dos meses después de la celebración de los actos.


Desde Consignas Solidarias se defendió una moción contra la discriminación | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir