SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 7362
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Quiles tiene buenas sensaciones de cara al mundial | Jesús Cruces.

El eldense José Quiles, a sus 19 años, continúa rompiendo todas las estadísticas y ha consiguido inscribir su nombre en la historia del boxeo de élite. La semana pasada logró la medalla de bronce en la categoría de 56 kilos de los Europeos de Boxeo Olímpico de Ucrania, lo que lo convierte en el primer español de 19 años con medalla en esta competición. Un nuevo récord. Además, pasar a semifinales le asegura el billete para el Mundial de Hamburgo, que tendrá lugar a finales de agosto. 

En su primer Europeo Absoluto tuvo muy buenas sensaciones, de los cuatro combates que realizó obtuvo tres victorias y una derrota, y fue muy igualada. El eldense se ha mostrado orgulloso de ser el primer español de 19 años en lograr una medalla en un Europeo, aunque admite que ya piensa en el futuro, en seguir cumpliendo objetivos: "Ahora me tengo que centrar en el Mundial, estoy motivado y tengo muchas ganas de que empiece, de probarme a mí mismo en un nuevo reto". 


José Quiles es el español más joven en lograr una medalla en un Europeo | Jesús Cruces.

Para afrontar cada combate debe prepararse no solo física sino también mentalmente: "Tienes que tener las cosas claras, pues te puede salir en la primera ronda el campeón del mundo del año anterior y eso impone mucho. Yo he boxeado contra gente de primer nivel, con campeones de Europa que han estado en las Olimpiadas y les he ganado y, aunque hay muchos nervios, tengo ese cierto colchón de tranquilidad".

José Quiles prepara cada combate con detenimiento, pues debe estudiar al contrincante: "Aprendo cómo pelea, si es zurdo o diestro, y entonces pongo en práctica las técnicas que más le pueden afectar". Su experiencia es ya tal que afirma que en el ring en los 20 primeros segundos puede saber si ganará o no.

Desde hace dos años se encuentra en Madrid, en la residencia Joaquín Blume, un centro de alto rendimiento en el que entrenan las grandes promesas del deporte español. Allí está "muy a gusto", bajo las órdenes de Rafael Lozano, tres veces olímpico, y el cubano Carlos Peñate, de quienes afirma que son "los mejores, me motivan, me guían y me aconsejan qué hacer para dar lo mejor de mí porque ellos ya han estado donde yo estoy". 

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir