jueves, 2 de diciembre de 2021

Emilio Silva: "Desde la muerte de Franco hasta hoy todos los gobiernos han creado fábricas de ignorancia”

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica hablará sobre la falta de los gobiernos para atender a las familias que sufrieron
Marta Ortega
20 noviembre 2021
2.647
Emilio Silva: "Desde la muerte de Franco hasta hoy todos los gobiernos han creado fábricas de ignorancia”
Emilio Silva hablará en Elda sobre la situación actual de la memoria democrática.

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, es el encargado de inaugurar el próximo lunes una nueva edición de "Los lunes son de la UNED". Su conferencia versará sobre La Memoria Histórica y el significado del pasado. Será a las 19 horas en el salón de actos del Museo del Calzado. 

¿En qué se centrará en su conferencia "La Memoria Histórica y el significado del pasado”?

Sobre todo en el proceso de debate que existe sobre la memoria histórica actualmente: las búsquedas de desaparecidos, las investigaciones históricas o periodísticas, la difusión del conocimiento del pasado de la dictadura,… son en el fondo una discusión colectiva que tenemos que llevar a cabo como sociedad democrática para decidir qué significa el pasado reciente en el presente. Tenemos que conversar acerca de lo que supuso la Segunda República como primer periodo democrático de nuestra historia, lo que supuso el golpe de Estado del 18 de julio de 1936 como herramienta para construir una dictadura de cuatro décadas y lo que significó una transición que dejó de lado a las víctimas de la dictadura y no quiso perseguir a sus verdugos.

Al final y después de todas las discusiones, polémicas, investigaciones y divulgación de ese conocimiento, de lo que estamos hablando es de recuperar momentos de la historia que han sido insignificantes en la democracia y vivencias de quienes sufrieron la represión y quienes combatieron al franquismo que no han tenido el significado que deben que tener. Se trata, en fin, de hacer justicia.

¿En España es una herida que todavía sangra?

Son muchas heridas y están abiertas todavía porque la política no ha hecho los deberes que tiene que hacer para reparar las gravísimas violaciones de derechos humanos cometidas por la dictadura franquista.

Para crímenes de esa naturaleza la mejor medicina es la justicia. Pero en España vemos como hay una discriminación por parte de los poderes del Estado entre víctimas de distintas violencias. Las del terrorismo tienen acceso a todos sus derechos: a la verdad, a la justicia, a la reparación y a garantías de no repetición. Pero las del franquismo no han visto jamás a un solo acusado sentado en un banquillo, en un país en el que los golpistas hicieron desaparecer a decenas de miles de civiles, violaron a miles de mujeres, saquearon los bienes de miles de familias republicanas, torturaron y siguieron asesinando, persiguieron por razones políticas o morales a miles de personas y todos esos gravísimos delitos no han tenido una sola consecuencia penal.

¿Por qué genera tanta polémica la Memoria Histórica en España? ¿La ley llegó tarde?

La polémica que genera la memoria histórica en España tiene que ver con relaciones de poder y con la placidez con la que muchas de las visiones franquistas de lo que ocurrió en la Segunda República, en la guerra y en la dictadura, han sobrevivido durante décadas en la memoria colectiva. Cuando los nietos empezamos a buscar a nuestros abuelos, rompimos esa visión apacible del franquismo y acabamos con la ocultación de sus crímenes y con el silencio de los parlamentos, entonces se genera esa polémica por quienes consideran por un lado que los golpistas de 1936 le hicieron un bien a esta sociedad; y por quienes no piensan eso, pero creen que sacar a la luz esos crímenes y llevarlos ante un tribunal puede causar conflictos sociales y prefieren que las víctimas sigan muriendo sin acceso a la justicia.

La ley llegó tarde en el año 2007 y fue insuficiente y la que ahora está en proceso de aprobación en el Congreso también llega tarde y si no mejora, volverá a ser insuficiente. Desde 1975 miles y miles de personas han muerto abandonadas a su suerte por el Estado democrático, sin que jamás si haya girado para mirarlas y reparar el daño que sufrieron.

¿Cree que alguna vez esta situación mejorará? ¿La población se unirá para cerrar uno de los capítulos más negros de la sociedad dejando a un lado la polémica?

Hay muchas personas haciendo muchas cosas y construyendo un nuevo contexto, a pesar de las resistencias políticas y judiciales. Quizá lo que estamos haciendo nosotros ahora es construir un puente para que otra generación lo cruce y llegue a un lugar en el que se haga justicia con los hombres y mujeres que construyeron nuestro primer periodo democrático durante la Segunda República y con quienes lucharon por el regreso de las urnas en las que entraran papeletas con sus ideas y con otras distintas, personas que no tienen el reconocimiento de esta democracia y que son sus madres y sus padres fundadores

¿Cuál es la labor de la ARMH?

Nosotros somos la oficina que debería tener el Estado para atender a las familias. Además de buscar a personas desaparecidas atendemos y asesoramos y buscamos documentación de familiares de presos o familias de exiliados, de deportados a los campos nazis. Atendemos todo tipo de peticiones aunque nuestra labor fundamental haya sido la búsqueda e identificación de desaparecidos.

Para las labores que llevamos a cabo en la búsqueda de los desaparecidos no pedimos ningún tipo de subvención, porque estamos en contra de las subvenciones. Los derechos humanos en una democracia no se subvencionan, los derechos humanos se garantizan.

Hemos hecho homenajes e investigaciones, hemos denunciado que hay todavía policías franquistas que siguen cobrando pensiones especiales por haber torturado durante la dictadura, hemos promovido como primeros denunciantes la querella que hay en Argentina y que investiga los crímenes del franquismo y seguimos luchando para que los poderes del Estado cumplan con sus deberes y las víctimas de la dictadura logren ejercer sus derechos.

Nosotros somos la oficina que debería tener el Estado para atender a las familias.

¿Lo que ocurre con la Memoria Histórica en España es signo de una baja calidad democrática?

Es la consecuencia de intensas políticas de olvido. Hay que tener en cuenta que desde la muerte de Franco hasta hoy todos los gobiernos han creado fábricas de ignorancia, escondiendo estos crímenes de los libros de texto. Acabamos de saber que por fin en los manuales escolares se va a llamar golpe de Estado a lo que ocurrió el 18 de julio de 1936. Eso quiere decir que los libros de texto han maquillado lo que ocurrió en esa fecha o lo han escondido. La educación, que es el formateo de una democracia, no se ha utilizado como herramienta para fortalecer una cultura política verdaderamente democrática, que debe rechazar una dictadura como la franquista desde cualquier posición ideológica.

Se están realizando proyectos para acabar con las fosas franquistas, ¿cree que se cerrará ese capítulo pronto?

Se están llevando a cabo proyectos de exhumaciones por diferentes instituciones del Estado, pero sigue sin tratarse como un derecho para las familias que no tienen acceso a la justicia. El poder judicial debería ser el ámbito en el que se deberían resolver esas desapariciones, según la legislación internacional reconocida por el Estado español. No se trata solo de buscar a los desaparecidos, se trata de denunciar a los criminales, como se hace con cualquier crimen, se trata de reparar a las familias y devolverles el patrimonio que les fue robado a punta de pistola por los golpistas. Las políticas que se están llevando a cabo en muchas instituciones cierran el foco en las víctimas para dejar fuera de él a los verdugos.

¿Qué espera del futuro a medio/largo plazo?

La recuperación de la memoria histórica es un proceso que cuando se pone en marcha nunca se detiene. En muchos sitios están ocurriendo muchas cosas pero desgraciadamente desde el ámbito de las instituciones del Estado nos está empujando lo necesario. A pesar del freno con el que actúa en las instituciones hay un movimiento social que sigue construyendo, denunciando y dando a conocer lo que se oculta desde las instituciones. Ese movimiento social, a pesar de los vaivenes electorales, seguirá trabajando para empujar al Estado hasta el lugar que le corresponde en una democracia.

¿Charlas como la que realizará en Elda son importantes para concienciar a la población?

Hay muchas puertas hacia el conocimiento del pasado y cualquier charla, debate o reflexión colectiva puede servir como puerta de entrada para despertar la curiosidad. Espero que sobre todo sirva para poner un grano de arena y mejorar nuestra cultura de derechos humanos, que cada ciudadano y ciudadana deberíamos llevar de serie.

Temas relacionados

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar