SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 12047
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Fachada de los Salones Princesa posible sede de la Exposición de Calzados en Elda.

Muchos añoramos los tiempos en los que Elda era una ciudad respetada y envidiada. También aquella feliz iniciativa de la creación de las ferias del calzado que supuso el llamado "milagro económico" para el sector zapatero. 

Con el paso del tiempo la ciudad de Elda ha ido perdiendo su importancia y protagonismo, especialmente en el mundo del calzado. Otras ciudades con mayor pujanza han recogido el testigo y lo ostentan con éxito y representatividad.

Es un hecho constatado que en Elda se vive en una profunda frustración cuando de la Feria del Calzado se habla. Muchos no comprenden porqué un hecho de tal magnitud pudo marcharse de nuestro territorio, sin apenas oposición y con el casi respaldo de la totalidad de las autoridades del momento. Para comprender esto habría que remontarse a toda la historia de la FICIA. La pérdida de las ferias en Elda era una cuestión cantada casi desde el mismo momento de su creación. Las luchas internas, el protagonismo y el poder, iban enfrentando a los diferentes protagonistas hasta que pasó lo inevitable, y las ferias del calzado se marcharon para nunca más volver.

Las Ferias del Calzado han ido realizándose en diferentes lugares, primero fueron a Torrellano y después a Madrid, al Parque de las Naciones, donde IFEMA controla una serie de pabellones dedicados a eventos feriales y de otro tipo.

Detalle de la escalera central de los Salones Princesa.

Las reivindicaciones de Elda para volver a ser Ciudad Ferial no han decaído en el tiempo, aunque siempre se contemplaba como una añoranza del pasado más que como una realidad del presente. Sin embargo en los momentos actuales la cosa ha cambiado.

Con el paso de los años la política ferial en España y referida al calzado, ha ido muriendo poco a poco, hasta el punto que prácticamente a las ferias de Madrid apenas había estands de calzado de calidad procedente de esta zona zapatera. Sin embargo, frente a los detractores que indican que las ferias para el calzado ya no interesan, hay que recordarles que en otros países del mundo, los zapateros españoles se quedan en las puertas por falta de espacio. Han sido los propios organizadores los que han comprendido que, ni la ubicación actual de las ferias, ni la política y forma de organizarlas, son prácticas para el sector y deben renovarse, empezando por la búsqueda de una nueva implantación.

Vista interior de una de las salas.

Es la oportunidad soñada por la ciudad de Elda. Pero con las modificaciones que imponen los nuevos tiempos. A mi juicio debieran celebrarse ferias o exposiciones de acuerdo con criterios más diversos, es decir, atendiendo a las diferentes gamas de calzado, tipos e incluso para diferentes formas de calzar. 

Elda, que ha mantenido sus señas de identidad como una ciudad que cuida el diseño y la calidad en zapato de alta gama para mujer, se perfila como un lugar para poder realizar ese tipo de feria, exposición, encuentro o muestra (como quiera llamarse). 

Elda puede ofrecer un edificio palaciego que acaba de llegar a las manos de AMFI (Asociación de Minusválidos Físicos Intercomarcal), para organizar diferentes eventos. 

Vista del vestíbulo de la primera planta.

Mi propuesta es que se realice una exposición de zapatos de alta gama en Marzo 2019, en el edificio Salones Princesa, con entrada de diseñadores y emprendedores e incluso se establezca un concurso de trabajos para estos últimos y, aunque sea por solidaridad con la ciudad, estén presentes todas las grandes empresas y marcas del sector de la comarca, todo ello con el patrocinio del Ayuntamiento de la ciudad y la organización de AMFI. Como diría un insigne eldense hace casi sesenta años.

¡Elda,  llegó tu hora! ¡Es el momento! 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: José María Amat

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir