Imprimir
Visto: 24803

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Situado sobre una peana de hormigón se encuentra, a la entrada del edificio de la Cámara de Calzado de Leon, una escultura en broce de un zapatero de silla con la siguiente leyenda: "A los hombres y mujeres forjadores de la industria leonesa del calzado".

La escultura se inauguro en septiembre de 1979 en las puertas del Centro de Convenciones de la ciudad de León y más tarde en enero de 2004 se trasladó a la entrada del nuevo edificio construido para la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato, donde actualmente se ubica la sede provisional del Museo de la Piel y del Calzado.

Con motivo de la festividad de los Santos Patronos de la Profesión, Crispín y Crispiniano, tras una misa solemne en la catedral de León, todos los representantes de las instituciones zapateras del estado, con las autoridades municipales, se trasladan a los pies de ese monumento donde intervienen distintas personalidades exaltando la figura del zapatero, en representación de todos los trabajadores de la industria, después de realizar una ofrenda floral.

En el año 2004 tuve el honor de participar en esos actos por invitación de la Cámara de la Industria del Calzado y a instancias de D. Jesús Vázquez Garcia que es además de una de las personas más activas en promover iniciativas para el sector zapatero leonés, entre las que destaca el Museo de la Piel y del Calzado de la ciudad. Con motivo de aquel viaje pude conocer a personas que trabajaban para el sector zapatero, desde distintos ámbitos, incluido el Fundador del Museo del Calzado de México D.F. que se desplazó a León para sumarse a este evento , además pude impartir una conferencia en el Instituto Tecnológico de Monterrey sobre Elda, su industria y el Museo del Calzado.