miércoles, 17 de agosto de 2022

¿Por qué Elda debe vincular el calzado y el bolso al turismo?

José María Amat Amer
27 julio 2022
558
¿Por qué Elda debe vincular el calzado y el bolso al turismo?

El calzado y el bolso son nuestros productos de calidad que mueven a millones de personas, unas por afinidad profesional, otras por el glamur que conlleva la moda, la mayoría por el uso diario y permanente especialmente en la mujer.

No es la primera vez que escribo sobre lo que debiera ser la acuciante preocupación de todos los eldenses: mantener nuestras señas de identidad alrededor de la industria de estos dos complementos.

Mis constantes llamamientos y sugerencias han caído sistemáticamente en saco roto, pero alguien en algún momento tendrá que poner orden en esta deriva que conduce a Elda a la inexorable mediocridad e irrelevancia.

Recordar es insistir

Han pasado casi siete años de ideas y propuestas lanzadas desde este mismo blog de Valle de Elda sin que una sola haya tenido repercusión en las personas encargadas de potenciarlas y promoverlas, o al menos discutirlas, ¡nada! Como si las sugerencias de otros no fueran válidas para el bien común de los eldenses, como si esas propuestas no tuviesen más finalidad que ayudar a que Elda crezca y se afiance. Por lo visto, mis ideas no valen, pero ahí están impresas y como un machacón recordatorio de lo que dijimos y cuando lo dijimos, quedando para la pequeña historia de nuestra ciudad.

  • La creación de una gran exposición de nuestros zapatos con periodicidad semestral para mantener el mensaje permanente de la calidad del calzado fabricado en Elda.
  • La creación de una sociedad de promoción del calzado entre la Universidad de Alicante y las empresas más importantes, lo que llamamos la Cátedra del Calzado del Medio Vinalopó, para impulsar ideas y proyectos para Elda y Petrer.
  • El registro en la OAMI en la oficina europea de Alicante de “Elda city shoes” o “Zapatos de Elda” para afianzar nuestra marca. También la Denominación de Origen (D.O.) “Zapatos de Elda” cuando esa denominación salte a los productos industriales (cosa que está a punto de ocurrir y cuya documentación ya está en periodo de aprobación).
  • Volver a consolidar en Elda la desaparecida Asociación de Fabricantes de Calzado de la Comarca, para poder marcar nuestro futuro con ideas y actuaciones propias, o al menos, crear una Cámara del Calzado para lanzar propuestas revitalizadoras para nuestro zapato (como lo ha hecho la vecina Villena recientemente, incluyendo también la marca “Zapatos de Villena” y el resto de las ciudades zapateras de España). 
  • Crear en Elda un bulevar o una avenida con el nombre de “Las Mejores Calzadas de España” y en ella colocar las placas que acreditan tales nombramientos, para sacar el mayor potencial a las ya 20 mujeres que fueron nombradas embajadoras del calzado español, cuestión esta que potenciará una estimable corriente turística.
  • Volver a poner en marcha el Concurso literario sobre calzado femenino Luis García Berlanga, una creación que fue pionera y de ámbito internacional, alumbrada con el único fin de prestigiar nuestro zapato de tacón y de alta gama e incentivar su difusión mundial.
  • Dar a Elda un mayor realce con el zapato femenino de alta calidad. Como propuesta lancé varias ideas: renombrar algunas calles con nombres asociados al calzado para mujer, instalar mobiliario urbano fijo y relacionado con el calzado femenino y otras ideas que ni siquiera se han tenido en cuenta.

Este no es el camino

El rechazo del Patronato del Museo del Calzado de una colección de calzado histórico y otra de bolsos antiguos ofrecidas ambas a coste cero, es decir, de forma altruista y gratuita, es un error de libro que será un ejemplo permanente de cómo se pierde un patrimonio en una institución que es del pueblo. Un error, en parte ya irrecuperable, que pesará sobre el prestigio de la institución; el acta pública de aquella reunión será un documento que permanecerá como ejemplo de lo que muchos consideramos una grave afrenta a la cultura y un flaco servicio a la cultura y al enriquecimiento de nuestros fondos museísticos.

La disparatada idea de unir todos los museos de la ciudad y otras exposiciones: Arqueológico, Etnológico, Fallero, Moros y Cristianos, Santos Patronos, etc. en un solo edificio y llamarle al conjunto “Museo de la Ciudad” es algo casi berlanguiano, si no fuese por el aprecio y cariño que profesé a mi buen amigo Luis García Berlanga que indudablemente, de vivir hoy, habría sido motivo de su proverbial sabiduría crítica.  Esto no solo atenta a los fines de nuestra institución zapatera y su desarrollo, sino que puede ser calificado de esperpéntico. Una forma de desviar la atención y las miradas hacia Elda desvirtuando lo que nos hace únicos en el mundo y objeto de admiración, no solo por tener un gran museo sino porque en él se conserva el crisol artístico de los trabajadores de la industria de nuestra ciudad especialmente.

La cultura del zapato y de la marroquinería también es cultura

Y además es la que nos da de comer de forma directa. ¿Cómo se potencia esa cultura? Es obvio volver machaconamente a reivindicarlo:

  • Una de ellas es por medio de la constante publicación de libros, artículos o escritos que “veneren” el calzado de mujer de gama alta, otras publicaciones son siempre bienvenidas, pero las relacionadas con el calzado son fundamentales para crear imagen, mantenerla y consolidarla.
  • Debemos continuar con la realización de obras de arte relacionadas con el calzado y sus oficios, como hicimos en otros tiempos: El Monumento al Zapatero de Silla y Aprendiz; El Monumento a la Aparadora; El Monumento a la Familia Zapatera, son buenos ejemplos, sin olvidar el que se destruyó y jamás se repuso en la Plaza de Sagasta, El Monumento a la Industria del Calzado Eldense.
  • Organizar concursos, exposiciones y redacciones, como ha hecho y hace nuestro museo, para concienciar a los más pequeños en esta industria que hoy es nuestro principal recurso económico y posible creador de empleo.
  • Programar simposios, conferencias o mesas redondas con el fin de potenciar nuestro zapato y, por supuesto, alejarlo de planteamientos políticos que puedan minimizar la participación y presencia de todos los eldenses.

Acabamos de leer las últimas novedades en materia de promoción turística que publica tanto el Excmo. Ayuntamiento como Valle de Elda con vídeo incluido: mochilas, jarras y medallas con la imagen caricaturizada de nuestro Conde más laureado, corbatas con zapatos, pines etc. Eso podrá estar bien, pero ¿de verdad alguien cree que es un incentivo turístico para que sea visitada la ciudad?

Elda es de todos

Y solamente con la noble contribución de todas aquellas personas que deseen trabajar por el bien común de nuestra ciudad, será posible plasmar ideas serias y pragmáticas. El uso exclusivo de las ideas de unos pocos o, en el peor de los casos, auspiciadas por afinidades ideológicas, sin siquiera valorar las de aquellos que no ejercen políticamente y lo hacen buscando el mejor futuro de Elda, nos llevará a un estrecho callejón sin salida que el tiempo y la historia no perdonará, como no perdona actuaciones inútiles que se adoptaron en otros momentos de nuestra historia, desoyendo las alarmas que saltaban como indicadores de que el camino no era el adecuado.

Cualquier persona que lea estos planteamientos podrá sin duda modificarlos o rechazarlos en parte, pero no desoírlos de forma genérica para imponer otros que vayan en direcciones opuestas, lo que nos llevaría a un posible descalabro para Elda y su industria que, dadas las circunstancias actuales, no nos podemos permitir.

José María Amat Amer
José María Amat Amer
Acerca del autor

José María Amat Amer, es un apasionado del calzado. Como ingeniero técnico, el destino lo encaminó hacia la industria de su ciudad. Como profesor de Tecnología del Calzado, llego a conocer investigando, la industria del calzado. Publicando algunos libros sobre tecnología, artesanía y desarrollo social; siempre con el calzado como única premisa. El Museo del Calzado fue una de las realizaciones que le llevó a pasar de técnico a un apasionado del zapato. Con la mejor de las intenciones, y siempre con la pretensión de prestigiar la industria y el calzado de la ciudad de Elda, colabora en este blog para crear más amigos con inquietudes similares.

Leer más

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar