Imprimir
Visto: 2627
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
SS. Pio IX (1846-1878)

Numerosos fueron los privilegios eclesiásticos de los que gozó en el pasado la iglesia parroquial de Santa Ana. 489 años de historia permitieron acumular privilegios e indulgencias para los eldenses, muchas de las cuales fueron abolidas por la constitución apostólica Indulgentarum Doctrina de fecha 1 de enero de 1967.

Hoy se cumplen 150 años de uno de estos privilegios. Un 7 de julio de 1867, Su Santidad el Papa Pío IX dictó un rescripto pontificio mediante el cual procedió a agregar la capilla de Nª Sra. la Virgen de la Salud de la iglesia parroquial de la villa de Elda a la Basílica de Santa María la Mayor, de Roma, una de las cuatro basílicas mayores y una de las cinco basílicas papales del orbe cristiano. Iglesia que, además, se constituye en la más grande de la dedicadas en Roma a la Virgen María y que mantiene un especial vínculo con España, dado que desde 1647 los reyes de España han sido considerados protocanónigos honorarios del cabildo de la basílica.

Basílica de Santa María la Mayor

La agregación de la capilla de la Virgen de la Salud a Santa María permitió que los fieles que visitasen la iglesia de Santa Ana y orasen ante la Virgen de la Salud, ganaran las mismas indulgencias que aquellos que estando en Roma lo hicieran en la propia basílica.

Antiguo altar de la capilla de la Virgen de la Salud