Imprimir
Visto: 813
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hoy hace 3 años, un 22 de noviembre de 2014, que la Asociación “Mosaico” de Amigos del Patrimonio Histórico-Artístico y Cultural de Elda reinaguraba por tercera vez el Museo Etnológico de Elda.

Nacido allá por 1996 en un modesto local de la calle Azorín, nº 5, en el popular barrio de “Las Trescientas”, de la mano de un grupo de entusiastas por la cultura de nuestro pueblo, cuando a nadie prácticamente le interesaba nuestro patrimonio histórico, el Museo Etnológico aglutinó la ilusión tanto de veteranos de la Sección de Arqueología del Centro Excursionista (Juan Rodríguez Campillo y Antonio Martínez Mendiola), como de personas mas jóvenes (Rafael Hernández, Juan A. Martí Cebrián y otros), pero igualmente preocupadas por la conservación del patrimonio eldense ante la pasividad e inacción de los responsables municipales. Grupo capitaneado por el reivindicativo Juan Marhuenda Soler.

Desde aquel pequeño local, y tras la consecución del reconocimiento por parte de la Generalitat Valenciana de la categoría de colección museográfica permanente (1998), y ante el espectacular crecimiento de la colección de objetos custodiada, de la actividad desarrollada y de la trascendencia social de la asociación, a propuesta del ayuntamiento de Elda el Museo Etnológico fue trasladado en el año 2000 a los bajos del edifico del Museo del Calzado, donde estuvo hasta el año 2012.

Interior del Museo Etnológico. Colección “Pedrito Rico”.

Tras su desalojo de aquel espacio, como consecuencia de la cesión, por parte del ayuntamiento, de dicho espacio a la Fundación FICIA, el Museo fue instalado en unos locales de la calle Eduardo Dato. Aquel 22 de noviembre de 2014, a las 19:00 h. de la tarde, y contando con la presencia de Adela Pedrosa, como alcaldesa de Elda, y de José Fco. Mateos, como concejal delegado de Cultura y Patrimonio, y ante la asistencia de numeroso público y todos los miembros de Mosaico, abría sus puertas el nuevo Museo Etnológico de Elda.

Aquel cambio fue aprovechado para dotarle de una museografía actualizada y un discurso expositivo donde encontraban acomodo piezas de gran importancia para la historia de nuestra ciudad como las maquetas del casco antiguo, del castillo palacio de Elda, o las colecciones de Pedrito Rico y maquinaria tipográfica de Juan Vidal, entre otras piezas.