SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 803
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Parque Municipal de Bomberos, en la calle Maestro Ramón Gorgé.

Conocida es de sobra la política emprendida durante la dictadura de Primo de Rivera (1923-1930) para combatir el paro obrero y el estancamiento de la economía del país, mediante el intervencionismo económico del Estado y el fomento de la obra pública. Aquel periodo de siete años de gobierno, epílogo de la monarquía de Alfonso XIII, supuso para Elda la construcción de diversos edificios que vinieron a dotar a la ciudad de una serie de infraestructuras y servicios públicos de los que carecía hasta entonces, tanto en el aspecto sanitario, educativo y de la seguridad como de las comunicaciones.

Al tan deseado y necesitado puente de la Estación, inaugurado en septiembre de 1927, se le sumó en los últimos años de gobierno primoriverista un conjunto de diversos edificios que fueron inaugurados apresuradamente un 9 de febrero de 1930, a los escasos 10 días de la dimisión del general y de su exilio en París.

Aquel domingo, de hace 88 años, con gran asistencia de público y una comitiva presidida por Francisco Alonso Rico, alcalde de Elda, don Francisco Javier de Irastorza, obispo de Orihuela y don Luis Abad Navarro, cura párroco de Santa Ana, acompañados por la banda de música, procedió a la inauguración del flamante parque de Bomberos, del aseado edifico de la Gota de Leche, de la sede y dispensario de la Cruz Roja, así como a la colocación de la primera piedra del nuevo Grupo Escolar que sería conocido como Emilio Castelar, Escuelas Nuevas, y actualmente como Padre Manjón y que serían inauguradas en 1932, ya bajo el gobierno de la República. Pero detengámonos hoy solo en la inauguración de la Cruz Roja y el Parque Municipal de Bomberos

Situado en la calle Benito Pérez Galdós (actual José Mª Pemán) el dispensario y edificio social de la Cruz Roja, levantado en muy poco tiempo por la Junta que presidía el sacerdote don Narciso Catalán Romero, constituía un conjunto de planta baja y alta y que entonces era una de las mejores casas que la Cruz Roja poseía en España. A juzgar por las descripciones de la época, contaba con clínica y enfermería para casos urgentes, capilla y salón de actos. Servicios atendidos por una legión de socios voluntarios.

Anexo al edificio de la Cruz Roja, pero en la calle Ramón Gorgé, se inauguró también el moderno parque de Bomberos al cargo de la dotación municipal correspondiente, que contaba con todos los adelantos de la época: un camión cuba, una camioneta de avisos, largas escaleras para alcanzar los puntos mas altos de los edificios que pudieran resultar incendiados, numerosos extintores de fuego, mangas lanzadoras de agua y los útiles propios de bomberos, como martillos, hachas, picos, etc. Incluso se disponía de las vestiduras y cascos apropiados para la lucha contra el fuego.

Edificio de la Cruz Roja Española, situado en la intersección de las actuales calles Maestro Ramón Gorgé con José Mª Pemán.

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir