SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 880
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Central hidroeléctrica del Monastil, a principios del siglo XX.

En febrero del año 1900 dieron comienzo los trabajos para la instalación de alumbrado eléctrico en Elda.

La construcción de la central hidroeléctrica en la partida del Monastil, cuya construcción finalizó en 1899, permitió generar energía eléctrica con el agua embalsada en el pantano de Elda, para desde allí distribuirla a ambas poblaciones. Producción de energía que fue financiada por la inversión de la Sociedad “Barrasa, Velasco y Cía.”, socia a su vez de la compañía “La Eléctrica Eldense” encargada de la distribución del fluido eléctrico.

Suministro eléctrico que permitió la pronta electrificación de algunas industrias del calzado, así como la iluminación nocturna de algunas pocas calles, caso de la plaza del ayuntamiento y calle Nueva. Iluminación inaugurada con toda pompa el 6 de septiembre de 1900, la noche de la Alborada de las Fiestas Mayores de Elda de aquel último año del siglo XIX.

Estado actual de la central hidroeléctrica del Monastil

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir