SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 6521
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El arco se derrumbó el pasado domingo | Jesús Cruces.

Uno de los tres arcos del Castillo de Elda se derrumbó durante la noche del pasado domingo a causa de las intensas lluvias de los últimos días. Se trata del segundo arco, justo el que tapaba parte de la visión de la torre de la fortaleza, conocido como el arco de la puerta del antemural. En realidad se había previsto la demolición de este arco en breve para reconstruirlo nuevamente respetando su composición y elementos originales. 

El concejal de Patrimonio Histórico, Amado Navalón, ha manifestado que "este arco estaba apoyado en el antemural, sin ningún tipo de cimentación, y con las aguas se produjo un corrimiento por lo que se desplazó el arco". Las obras que se están realizando en el Castillo y la lluvia han precipitado la caída de este muro, según los técnicos que han evaluado el estado de la fortaleza en una visita preliminar a las obras.

Estaba previsto el derribo del arco y su nueva reconstrucción | Jesús Cruces.

Ahora mismo las obras en el Castillo están paralizadas desde el pasado jueves debido al barrizal en que se ha convertido la zona por las lluvias debido a los trabajos de arqueología para levantar el antemural que rodea el Castillo. 

Navalón añadió que la Concejalía de Patrimonio está llevando a cabo gestiones para pedir a la Conselleria de Cultura que elabore un informe para detallar qué ha pasado, ya que es la entidad competente para este cometido.


Imagen de archivo del arco que se ha derrumbado | Jesús Cruces.

El segundo arco de la puerta del antemural del Castillo es un Bien de Interés Cultural que en su día fue reconstruido mediante un forjado de hormigón, en el que los estribos se sujetaron con piedra y la bóveda estaba inacabada, por ese motivo se iba a tirar para hacerlo nuevamente con sillería, como el original. 

Casas en peligro 

Por otro lado, desde Urbanismo informan que existen varias casas apuntaladas en nuestro municipio debido a la lluvia de la pasada semana, una de ellas se encuentra en el barrio de la Tafalera y otra en la calle Dos de Mayo. En el caso de la vivienda de la Tafalera, la edil de Urbanismo, Pilar Calpena, ha explicado que se derrumbó un talud cercano al techo de una vivienda por lo que se decidió desalojar a los vecinos y el Ayuntamiento está ultimando el realojo de los mismos. Mientras que en el caso de la vivienda de la calle Dos de Mayo existe una orden de ejecución, es decir, se ha avisado al propietario que es a quien corresponde hacerse cargo de la reforma de la vivienda, pero "el Ayuntamiento ha vallado la zona y reforzado la seguridad por el tránsito debido a que existe peligro de derrumbamiento". En la Purísima hay otra vivienda declarada en ruina y apuntalada, aunque su estado era ya pésimo antes de las lluvias de la pasada semana.  

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir