SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956

Crónicas Eldenses

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Primera mayordomía de San Antón (Elda, 1939). De pie, de izquierda a derecha: Se ignora ignora, se ignora, Pedro Amat Beltrán, Jesús Escámez Galindo, Pedro Amat Pérez, Fernando Rico Bañón y Francisco Vidal Rico. Sentados, de izquierda a derecha: Juan Olcina Soriano, Julián Maestre Maestre, Pedro Díaz Ortín, Francisco Vera Maestre, José Amat Pérez y Manuel Vera Laliga.

Un 1 de noviembre de 1939, hoy hace 78 años, 14 eldenses firmaron un manifiesto dirigido a las autoridades militares, civiles y religiosas de la época, solicitando autorización para recuperar la festividad de San Antón.

La festividad y los actos que la villa y posterior ciudad de Elda celebraba desde tiempo inmemorial en honor a San Antonio Abad habían decaído grandemente desde principios del siglo XX con la ruina y el derribo de la antigua ermita, así como con el posterior ambiente anticlerical durante la II República y Guerra Civil.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hoy hace 115 años, un 26 de octubre de 1902, el ayuntamiento eldense, presidido por el liberal Manuel Beltrán Aravid, instituía el cargo de “Cronista Oficial de la Villa”. Título honorífico concedido a favor de Miguel Tato y Amat, escritor, periodista y director del semanario local “El Vinalopó”, autor de unos incompletos “Apuntes históricos de la villa de Elda”, que comenzaron a publicarse, a modo de folletín, en dicho semanario.

Resulta curiosa el acta de nombramiento pues se le instituye un sueldo de una peseta diaria, así como la obligación de “coleccionar los documentos del Archivo Viejo para hacer el inventario general”.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

En un apacible y otoñal lunes del mes de octubre de 1830 fallecía en la villa de Elda uno de sus más grandes hijos. Hoy, 18 de octubre pero de hace 187 años, Elda perdía a Juan Sempere y Guarinos, hombre culto y persona ilustrada donde las hubiere; y España perdía a uno de los últimos representantes de la Ilustración española.

Abogado, político, jurista y economista, Juan Sempere siempre hizo gala en sus escritos de su constante preocupación por el desarrollo del país tanto a nivel económico, social como cultural.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Vista del pantano de Elda a finales de la década de los años 60, en la que se puede observar a la derecha de la foto el gran estribo perteneciente a la presa construida en 1684 y destruida en 1793.

Tras las intensas lluvias torrenciales de días atrás, nadie podía sospechar en la apacible villa de Elda la tragedia que se cernía sobre los habitantes de la villa. Hoy hace 224 años la presa del pantano de Elda se partía por la mitad.

Anochecía en la villa de Elda aquel lunes 14 de octubre de 1793, cuando pasadas unos minutos de las 20 horas la gran presión del agua en el pantano eldense provocó el desplome de la presa y la apertura de un gran boquete central por el cual millones litros de agua se precipitaron río abajo, arrastrando consigo todos los cultivos e infraestructuras hidráulicas que encontraron a su paso.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El edil socialista José Manuel Orovio entró a los túneles bajo la Plaza de la Constitución en 1997 | Jesús Cruces.

Tras el bombardeo aéreo de la aviación nacional sobre Alcoy acaecido el 22 de septiembre de 1938 que ocasionó un importante número de víctimas, el gobernador civil de Alicante recomendó al Consejo Municipal de Elda (=Ayuntamiento), dada su condición de ciudad industrial con abundantes industrias bélicas en producción, una mayor eficacia en la construcción de refugios aéreos para la protección de la población civil; recomendando que los refugios fueran más numerosos aunque fueran más pequeños en vez de pocos y de gran capacidad con el fin de que la población civil encontrara lo más cerca posible la boca de un refugio.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
El conde de Elda comunica desde la sala del concejo eldense el decreto de expulsión, a todos los varones de la villa | Dibujo: M.A. Guill Ortega, 2002.

Un 4 de octubre de 1609, hoy hace 408 años, unos 2.200 eldenses aproximadamente, entre hombres, mujeres, niños y ancianos, partieron hacia el exilio obligado. Ninguno de ellos pudo volver nunca a la tierra que les vio nacer, y donde habían nacido sus padres, abuelos y varias generaciones de antepasados.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Hoy hace 76 años que se jugó el primer partido oficial de fútbol en el flamante nuevo estadio municipal de deportes de “El Parque”. Un domingo 28 de septiembre de 1941, el Club Deportivo Eldense se enfrentó, en partido del Campeonato Regional de Primera Categoría al Albacete Balompié.

Hacia escasos 2 meses que el Ayuntamiento de Elda había comprado el llamado “Parque de Atracciones”, situado por entonces en las afuera de la población (donde hoy se sitúa el Museo del Calzado, la plaza de la FICIA y el Centro Cívico) por un valor de 108.837 pesetas.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Corría el año de 1933, y se disputaba la V Vuelta a Levante, antecedente directo de la actual vuelta a la Comunidad Valenciana. La etapa del 21 de septiembre con salida en Villena tuvo meta final en Cartagena. A lo largo de 148 km pasaron por Sax, Elda, Novelda, Aspe, Crevillente, Albatera, Granja, Cox, Callosa, Redován, Orihuela, Santomera, etc…. desde donde se dirigieron hacia Murcia y desde allí a Cartagena.

En Elda una multitud aguardaba su paso por la calle Jardines y por la avenida de Chapí que constituían las travesías de la carretera nacional N-332. No era la primera vez que una prueba ciclista transcurría por Elda, pues ya en 1931 la III Vuelta a Levante también circuló por Elda.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Joaquín Campos Fernández, alcalde de Elda (mayo, 1956 / septiembre, 1958).

Tal día como hoy, pero de hace 59 años, en el pleno municipal extraordinario, celebrado en el Ayuntamiento de Elda el viernes 19 de septiembre, Joaquín Campo Fernández presentaba su dimisión como alcalde de Elda por motivos laborales.

Maestro y director del grupo escolar “Padre Manjón”, Joaquín Campos entró a formar parte del ayuntamiento eldense en febrero de 1955, tras ser elegido por el tercio de entidades, junto a José Ferreira Quintana y Vicente Martínez Pons.

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Tras varios meses de trepidante trabajo, y con proyecto del arquitecto municipal Miguel López, el sábado 12 de septiembre de 1964, a las 11:30 horas de la mañana, abría sus puertas el nuevo edificio de la Feria Internacional del Calzado, coincidiendo con la inauguración de la 5ª edición de la misma.

En tan solo 5 años y con un éxito comercial y económico sin parangón, aquella muestra local de calzado inaugurada en 1959 en el recinto del colegio Padre Manjón, se convirtió en la primera feria internacional que tuvo la provincia de Alicante. En tan solo 6 meses de obra y sobre el antiguo estadio deportivo municipal de “El Parque”, la provincia de Alicante contó con un edificio de moderna arquitectura que tuvo el mérito de ser el primer palacio ferial de la provincia. Instalaciones feriales dotadas de una nave de exposiciones con una altura de dos plantas y un edificio anexo de oficinas, servicios y restaurante, con unos alrededores ajardinados con zona verde.

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir