SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 1021
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Escultura de Santa Ana, obra del escultor César Sánchez, que preside la puerta principal de la parroquia de Santa Ana, de Elda.

Corría el año de Nuestro Señor de 1534. La baronía de Elda, integrada por las villas de Elda y de Petrer, eran propiedad de la familia Pérez Calvillo y Coloma, siendo el titular del señorío Juan Francisco Pérez Calvillo y Coloma (1517-1539). Hacía escasos 6 años, que un 6 de diciembre de 1528, en cumplimiento del decreto de conversión forzosa de todos los musulmanes de la Corona de Aragón de 1525, la antigua mezquita mayor de la villa de Elda había sido consagrada como templo de la parroquia eldense, bajo la advocación de Santa Catalina, mártir.

Pero, será ese año de 1534 cuando Santa Ana aparezca, por primera vez, como titular de la parroquia eldense. En el estado actual de la investigación, desconocemos los motivos o causas que ocasionaron el cambio de titularidad del templo parroquial. Si bien es cierto que frente a la advocación de Santa Catalina, muy frecuente en la segunda mitad del siglo XV y fomentada desde la propia corte de los Reyes Católicos, en especial en “tierras de moros”, Santa Ana formaba parte del panteón religioso de la familia Coloma. No hay que olvidar que ya en 1517 el fundador del linaje condal, mosén Joan Coloma, dispuso en su testamento que fuera enterrado en la capilla de Santa Ana del monasterio de clarisas de Santa María de Jerusalén, por él fundado en la capital aragonesa.

Desde 1534 y hasta la actualidad, durante 485 años, la que fuera madre de la Virgen María y por tanto abuela de Jesús, ha ostentado la titularidad de la parroquia eldense. Durante el siglo XVI y gran parte del siglo XVII, la villa de Elda celebraba su festividad con los correspondientes actos litúrgicos, al tiempo que festejos de carácter civil, constituyéndose en el día grande de la villa. Valga como ejemplo la costumbre de los condes de Elda de organizar corridas de toros, como cuando en 1624, tal día como hoy, un 26 de julio, y con la presencia de Juan Coloma, III conde de Elda, y su esposa Guiomar Fernández de Espinosa, se celebró un corrida de toros con asistencia de todos los vecinos.

Corridas de toros y suelta de reses que, ya en 1673, las encontramos celebrándose los días 11 y 12 de septiembre en honor de la Natividad de la Virgen María, bajo la advocación de la Salud.

Puerta principal del antiguo templo parroquial de Elda, presidida por la imagen de Santa Ana.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir