SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 783
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Orfeón Sinfónico Eldense en 1935. Destaca en el centro el músico Francisco Santos Amat, autor del Himno a Elda (1926), con traje de corbata y pin en la solapa.

La inquietud cultural del quinquenio republicano en Elda quedó también patente en la fundación de un orfeón en Elda, que permitió realizar una intensa labor de enseñanza del solfeo, del canto y de los instrumentos de bandurria, guitarra y laúd, formando una nutrida rondalla que llegó a superar el centenar de componentes.

El Orfeón Sinfónico Eldense fue fundado en julio de 1932 por el salinero Ignacio Juan Barceló, afincado en Elda, quedando instalado en los altos del Bar Soler, en la plaza de Niceto Alcalá-Zamora (act. Sagrado Corazón de Jesús), siendo trasladado de sede en mayo de 1933 al número 2 de la calle Poeta Zorrilla, local donde el maestro don Ramón Gorgé tenía su compañía de teatro.

El orfeón actuó varias veces en Elda y en otras poblaciones cosechando éxitos. Pero entre los festivales celebrados en Elda destaca el del 1 de septiembre de 1933 en el Teatro Castelar. Actuación en el que se interpretó el “Himno a Elda”, compuesto y dirigido por su autor, Francisco Santos Amat (1875-1949), interpretado por 120 voces mixtas y que cosechó un clamoroso éxito, quedando grabado en la mente de quienes lo vivieron.

Francisco Santos Amat (1875-1949).

No fue aquel el lugar de estreno del primer himno que tuvo la ciudad. Francisco Santos lo compuso en 1926, con letra de Teófilo Romero, siendo estrenado en concierto celebrado en Elda el 8 de septiembre de 1926, aunque previamente ya había sido ejecutado por “La Primitiva” de Liria, en esta ciudad valenciana. Banda quién también lo tocó en nuestra ciudad aquel día de la Virgen de la Salud.

El advenimiento de la República favoreció que fuese considerado como himno oficial de Elda, siendo interpretado como tal la noche de la Alborada (6 de septiembre) como preludio de las Fiestas Mayores de los años 1931, 1932 y 1933.

La guerra civil supuso el fin del orfeón eldense y la “mala fortuna” favoreció la pérdida de la partitura de este Himno a Elda del maestro Santos Amat. Todavía hoy sigue perdida o desaparecida. ¡Cosas de Elda!.

Años más tarde, con motivo de la celebración del centenario de la ciudad en el año 2004 el músico y compositor saguntino Juan Enrique Canet Todolí compuso un nuevo Himno a Elda, al que Antonio Porpetta puso letra.


Música y letra del Himno a Elda, de J.E. Canet Todolí y A. Porpetta (2004).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Acerca del autor

Autor: Gabriel Segura Herrero

De formación historiador y de profesión arqueólogo, el papel de cronista oficial de la ciudad de Elda plantea retos importantes, tanto con respecto a la memoria de mi predecesor Alberto Navarro Pastor; como al respecto del futuro, para dotar de contenido y utilidad a la figura del cronista oficial en el siglo XXI; a la par que un compromiso con la ciudadanía eldense. Las nuevas tecnologías y las redes sociales deben ser aliadas del conocimiento y de la divulgación histórica, sin faltar al rigor, pero acercando la información histórica al ciudadano. El guión de la historia de Elda está conformado y los titulares en mayúscula ya están todos escritos, pero es necesario escribir la letra pequeña, la historia de las gentes y de los pequeños acontecimientos. Es necesario poner voz a la ingente cantidad de fotografías antiguas que hasta ahora son testigos mudos de nuestro pasado. Trabajo en el que es necesario la colaboración de todos. Con el permiso de usted lector, ¡Vamos a intentarlo!.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir