domingo, 25 de febrero de 2024

Elda y el abastecimiento de gasolina

Gabriel Segura
13 julio 2019
3.526
Elda y el abastecimiento de gasolina
Esquina del garaje Monumental en la avenida de Chapí. El surtidor de gasolina se aprecia a la derecha de la foto, junto a la fachada del citado garaje.

La acelerada industrialización de la economía eldense a lo largo de la década de los años veinte y treinta del siglo XX y el desarrollo del tráfico rodado de vehículos a motor, tanto a nivel local como de camiones y automóviles que circulaban por la carretera nacional a su paso por Elda en dirección a Alicante, Albacete, Madrid o pueblos más cercanos, hizo que la compañía CAMPSA que tenía el monopolio estatal de la distribución de combustibles instalara surtidores de gasolina en varios puntos del trazado de la carretera N-330 a su paso por nuestra ciudad.

Si en febrero de 1934 la CAMPSA ya solicitó autorización al Ayuntamiento de Elda para instalar un surtidor de gasolina en el p.k. 375,4 de la citada carretera, o lo que es lo mismo, en la actual Avenida de Chapí, junto al entonces Garaje Monumental; la necesidad del servicio ante la cada vez mayor demanda hizo que el 12 de julio de 1934 la citada compañía estatal de petróleos solicitara de nueva autorización para instalar otro surtidor en la confluencia de la calle Pablo Guarinos (act. Pedrito Rico) con calle Jardines, es decir, en el punto kilométrico 374,60 de la carretera N-330, de Alicante a Francia por Zaragoza.

Vista de la calle General Aranda (act. Pedrito Rico) con la señalética todavía del surtidor de CAMPSA, ya clausurado.

Durante décadas ambos surtidores fueron los puntos de venta de gasolina tanto para vehículos foráneos que transitaban por la “carretera general” como para el parque local de vehículos que fue creciendo lentamente de acuerdo a las circunstancias económicas del país y de Elda.

Durante 25 años, estos fueron los únicos puntos de venta de gasolina en Elda. La inauguración de la estación de servicio “Idella” en septiembre de 1959 vino a abrir una nueva etapa tanto en la motorización del parque de vehículos de Elda como en el modo de entender el repostar combustible en el coche.

Aquellos primigenios surtidores de gasolina pervivieron hasta los inicios de la década de los años setenta del siglo XX. En septiembre de 1972 se clausuró el surtidor situado en la Avenida de Chapí frente del edificio Monumental, permaneciendo allí hasta septiembre de 1977. Fecha en la que también fue retirado el existente al final de la calle Pedrito Rico.

Fernando Castro, último empleado que atendió el surtidor de gasolina situado en la confluencia de la calle Pedrito Rico, entonces general Aranda, con la calle Jardines

Gabriel Segura
Gabriel Segura
Acerca del autor
Leer más

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, desactiva el bloqueador de anuncios o añade www.valledeelda.com a la lista de autorizados para seguir navegando por nuestra web.

Volver a cargar

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Usamos cookies técnicas y analíticas. Puedes consultar nuestra Política de cookies. Al hacer click en "Aceptar", consientes que todas las cookies se guarden en tu dispositivo o puedes configurarlas o rechazar su uso pulsando en "Configurar".

Aceptar Configurar