[Noticias entre noticias 1] ayun contenedor marron
Imprimir
Visto: 2134
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

Los actores demostraron un gran talento sobre el escenario.

El Señor don Juan Tenorio o dos tubos un real ya es centenaria, después de que ayer volviera en sesión doble al escenario del Teatro Castelar para celebrar que cumple un siglo de historia, pues fue en 1919 cuando se representó por primera vez la obra que Emilio Rico escribió como parodia del más popular texto de Zorrilla. Como no podía ser de otra forma, la representación concluyó con un homenaje al autor de esta representación, pues sacaron una gran tarta y proyectaron su imagen, de él dijeron que era “un eldense de pura cepa y un actor espléndido que dejó una gran herencia a la ciudad”.

Lo más sorprendente del Tenorio eldense es que sigue igual de fresco y  haciendo reír al público después de cien años, de hecho, son muchas las personas que repiten cada año, pues la obra se reinventa edición tras edición cada noche del Día de los Santos Inocentes. Su éxito reside en los innumerables guiños tanto en los cantables como a lo largo de la obra sobre la actualidad local, sátiras que arrancan los aplausos y carcajadas de los cientos de asistentes.

Sin duda, la de anoche fue una de las representaciones en las que más han sacado los colores a un equipo de gobierno, con temas locales tan variados como la caída de árboles y ramas en la ciudad; el mal estado del asfalto de la avenida del Mediterráneo; la decepción porque no saliese Elda durante la retransmisión del a Vuelta Ciclista; la preocupación por el cierre de fábricas de calzado; la suiedad -afirmaron que “la dejadez es palpable porque falta limpieza y por el mobiliario cascado de la ciudad”-; también pidieron que se cuide el patrimonio local “que se nos va a caer” como las casas de la calle Nueva, como la de Las Beltranas o Pepe Barata; aseguraron que la cultura vive una situación precaria y los museos están en riesgo de desaparecer; hablaron sobre el problema con la pólvora para Moros y Cristianos; bromearon sobre los nuevos contenedores marrones y el reciclaje; también de la instalación de las luces de Navidad en septiembre; de las obras de Campo Alto; dijeron que las “líneas de colores” para ir andando a los colegios ya no se utilizan y estan "descorchadas"; lamentaron el mal estado del Jardín de la Música; criticaron la ausencia de aparcamiento en el Hospital; también del retraso de la construcción del ambulatorio de Virgen de la Cabeza y la mejora de los centros educativos con el Plan Edificant; bromearon sobre la paralización de la apertura del campo de tiro de la Policía Local o la gran cantidad de muebles que los eldenses dejan junto a los contenedores.


Imagen del fin de fiesta.

Esta obra la representa el grupo de teatro de la Junta Central de Comparsas de Moros y Cristianos, por ello bromearon sobre el máximo dirigente de la fiesta, Pedro García, porque se mueve en la ciudad en patinete eléctrico. Además, pidieron a Rubén Alfaro que “sea el alcalde Elda y no de toda la Comunidad Valenciana, -en referencia a su cargo de presidente de la Federación de Municipios y Provincias de la Comunidad Valenciana-, así estará atento a nuestras necesidades, a la industria, a los jardines y a los barrios”. Un año más tuvieron a bien nombrar al semanario Valle de Elda.

Por supuesto, no faltaron los guiños al centenario de la obra, de hecho el logo presidió la primera parte de la función y no solo recordaron a Emilio Rico sino también a actores históricos como Paco Candelas y Jenaro Vera. También se habló de la actualidad nacional como el independentismo catalán, o programas como Firts Dates, los aparatos eléctricos, el boom de Amazon, Netflix y HBO, la repetición de elecciones o los múltiples debates, que recrearon en directo.

El número de participantes en el Tenorio ha crecido para este centenario y han contado con 21 actores, todos ellos hombres, pues no pueden actuar mujeres, bajo la dirección de los veteranos Miguel Barcala y Juan Sanchiz. Un año más esta obra finalizó con su tradicional "Fin de fiesta", que se parodió la danza "El lago de los cisnes".La música un año más corrió a cargo de Big Band Idejazz.

Cientos de eldenses asistieron a las dos funciones de la obra que duró casi tres horas cada una de ellas.

 

El Tenorio  en imágenes

img_0010
img_0015
img_0017
img_0018
img_0020
img_0022
img_0030
img_0050
img_0060
img_0107
img_0143
img_0190
img_0200
img_0214
img_0253
img_0265
img_0282
img_0303
img_0307
img_0314
img_0327
img_0336

Noticias relacionadas

El Tenorio eldense cumple cien años conservando la ironía y humor original

El Teatro Castelar dedica un palco al eldense Emilio Rico en el centenario de su "Tenorio"

[Dentro noticias] serlicoop coronavirus

Etiquetas