SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

5 DIC 2020 Fundado en 1956
Visto: 2574

Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp

El Teatro Castelar cierra sus puertas poco más de un mes después de su reapertura.

Los contagios en Elda tienen una transmisión comunitaria no controlada, por lo que el Ayuntamiento de Elda ha tomado medidas para reducir la cifra de contagios por COVID-19 en la ciudad. El alcalde, Rubén Alfaro, ha publicado un bando con medidas como el cierre de las instalaciones culturales, de las asociaciones vecinales y las deportivas –esta para los más pequeños, para no romper los grupos burbuja- y habrá un mayor control policial tanto en el mercadillo como en las terrazas y cuartelillos. Estas medidas tienen una duración de 15 días, al igual que las de la Generalitat. 

Estas medidas, que entrarán en vigor esta medianoche, se han publicado en un bando municipal firmado por el alcalde de Elda, Rubén Alfaro, “para evitar al máximo el riesgo”, ha dicho.

Los mercadillos contarán con más medidas de seguridad, se intensificará el vallado y  habrá guardias privados y policía para controlar el aforo al 50 por ciento, y sobre todo evitar aglomeraciones como las que se producen en la calle Salmerón.

Las bibliotecas se mantendrán cerradas, salvo el servicio de préstamo de libros. También se mantendrán cerradas las salas de lectura así como la sala de estudio del Centro Cívico.

El Museo Arqueológico Municipal y el  Museo del Calzado permanecerán estarán cerrados al público salvo para visitas guiadas concertadas bajo cita previa.

El Teatro Castelar quedará cerrado al público. Todas las actividades culturales programadas serán aplazadas o se realizarán telemáticamente, esta decisión se toma tan solo tres días después del anuncio de su mantenimiento. 

En relación a las instalaciones y actividades deportivas municipales, quedan suspendidos todos los entrenamientos y competiciones de deportes para menores hasta la categoría alevín (inclusive), con la finalidad de proteger los grupos burbuja.

Los entrenamientos de deportes que no se practiquen en equipo quedan limitados a cinco deportistas y el entrenador. Todos los entrenamientos y partidos oficiales se celebrarán sin público asistente, y no se permitirá el uso de vestuarios ni duchas.

No se podrán utilizar las zonas comunes de las instalaciones municipales como salas multiusos, gimnasios, salas de prensa, etc. Se suspende la actividad en escuelas deportivas municipales.Las instalaciones deportivas municipales cedidas a otros colectivos deberán cumplir las mismas normas establecidas.

La Piscina Cubierta Municipal Nacho Gil permanecerá cerrada al público a partir del 1 de noviembre.

En los centros educativos no se permitirá ninguna actividad fuera del horario lectivo, siempre que no se garantice la continuidad de los grupos burbuja creados por la Conselleria de Educación.

Los Centros Sociales quedarán cerrados al público, salvo el Centro Social Polivalente Las 300, habilitado para la tramitación de ayudas sociales, y el Centro Social Nueva Fraternidad, dispuesto para el Plan Vacunación.

Todas las actividades municipales que se desarrollaban presencialmente quedarán aplazadas o se realizarán telemáticamente.

En el bando se recuerda que las reuniones sociales se limitan a un máximo de seis personas cumpliendo con las medidas de seguridad. Se ruega también que estas reuniones se limiten a las mínimas imprescindibles. También se destaca que las reuniones de las sedes festeras se consideran reuniones de carácter social y, por tanto, quedan limitadas a un número máximo de seis personas. Esta es una petición que hizo el propio alcalde a Valencia para poner freno a las quedadas en sin control de los cuartelillos.

Vigilancia

El alcalde ha afirmado que es esencial que la población cumpla con las medidas tan necesarias para frenar los contagios, por ello se intensificará la vigilancia policial tanto en la hostelería –terrazas e interior- así como en cuartelillos. También se controlará que la población haga un correcto uso de las mascarilla en las terrazas y bares pues solo se la deben quitar para beber y comer, y el resto del tiempo mantenerla puesta.

Alfaro ha asegurado hoy que las medidas tomadas ayer por la Generalitat Valenciana le parecen correctas: “La competencia es de la Generalitat, que decide tras consultar con epidemiólogos y expertos, si se ha perdido la trazabilidad y han decidido estas medidas es porque son las indicadas. No conocemos la evolución del coronavirus y eso es un problema”. Alfaro le pide cautela a la población y que realice un esfuerzo “para no ir a males mayores. Como sociedad hay mucha gente que lo está haciendo bien, pero hay quien no cumple, que no se lo toma en serio, y pido que se lo tomen en serio, por el bien de todos, pues hoy han anunciado dos nuevas muertes y eso es una desgracia, el compromiso social debe ser máximo para evitar futuras muertes por COVID-19”.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir