SEMANARIO DE INFORMACIÓN LOCAL, DEPORTES Y ESPECTÁCULOS

Fundado en 1956
Visto: 3075
Compartir en FacebookCompartir en TwitterCompartir en Google PlusCompartir en WhatsApp
Juanan Moreno dirigirá por primera vez una obra en el Teatro Castelar | Jesús Cruces.

El actor y artista eldense Juanan Moreno vuelve al Teatro Castelar con “E.L.D.A.”, una obra compuesta por cuatro historias basadas en hechos reales del propio teatro en 1940, 1967, 1990 y la actualidad. Por primera vez, además de actuar, Moreno se pone al mando y dirigirá a Begoña Tenés, Raúl Poveda y Aurora Benedid. Moreno ha participado en varios capítulos de las series Cuéntame de Televisión Española o en Luna, el misterio de Calenda de Antena 3. Además ha actuado en el largometraje El Gran Vázquez y The Promise, que se estrenará este año en todo el mundo. Los eldenses ya pudieron verle en el Teatro Castelar con La vida privada de las Hadas Madrinas y ahora vuelve con E.L.D.A., un nuevo proyecto que el público podrá ver en nueve funciones del 4 al 7 de febrero. A pocos días del estreno, apenas quedan entradas a la venta para disfrutar de esta obra itinerante con sabor local.

 ¿Cómo surgió la idea de escribir E.L.D.A.?

Fue gracias a la edil de Cultura, Belén Alvarado, somos amigos, conoce mi trabajo y cuando ocupó el cargo me dijo que quería darle oportunidades a los artistas locales, quería darnos en nuestra tierra un lugar donde poder expresarnos.  

Cuando me lo propusieron ya tenía una pequeña semilla, sabía que debía ser una obra itinerante, y cuando recibí la llamada de Belén me puse manos a la obra y la idea vino fácilmente. Desde el primer momento tuve claro que la gente debía moverse por el teatro y que cada historia sería independiente.

Está basada en hechos reales. 

Pedí información sobre el Teatro Castelar, me empapé de toda su historia, seleccioné tres momentos reales que ocurrieron bajo su techo en los años 1940, 1967, 1990; el de la actualidad es el único inventado. Enseguida llegaron las siglas de Entonces, Luego, Después, Ahora, que además jugaban con el nombre de Elda. 

¿Puede avanzar algo sobre E.L.D.A.?

Hasta ahora no hay mucha gente que sepa de qué va la obra, quiero que sea una sorpresa para todos. Es un espectáculo pequeño, algo alternativo. Entrarán 50 personas por pase, serán cuatro micro-obras en las que el Teatro Castelar será a la vez el escenario y un protagonista más. El público se moverá a lo largo de la obra, lo que ocurra estará pasando realmente justo en ese pedazo de teatro. Solo puedo decir que será itinerante y que no se trata de monólogos. Los cuatro actores participaremos en dos micro-obras y habrá un personaje que hile la historia, que acompañará al público. 

Es la primera vez que se mete en el papel de director.

Hasta ahora solo me había autodirigido y he de decir que no es fácil porque soy demasiado perfeccionista. Lo he organizado todo, desde el cartel hasta el vestuario, por suerte he contado con ayuda. Cuando te dirigen todo es más sencillo, estás a lo tuyo, ahora tengo que estar pendiente de todo. Pero es muy gratificante ver todo lo que estoy aprendiendo, ver que todo tiene solución.


El actor eldense siempre sorprende al público con historias atípicas | Jesús Cruces.

Actuará junto a tres actores, ¿tenía claro que debían ser locales?

Sabía que iba a ser un proyecto más ambicioso que un monólogo, que debía implicar a más actores, quería darle oportunidades a gente de aquí. Raúl es íntimo amigo mío, somos como hermanos, ya habíamos intentado hacer algo juntos pero no salió, en cuanto se lo dije se apuntó. No conocía personalmente ni a Begoña ni a Aurora. Todo el mundo me había hablado muy bien de Begoña, vi la obra íntima que interpreta en casas particulares llamada Primera cita, y estoy encantado. En cuanto vi a Aurora tuve claro que quería que hiciese uno de los personajes. Tengo mucha confianza en los tres.

¿Prefiere escribir, actuar o dirigir?

Lo mío es la actuación. Es cierto que se me da bien escribir, pero disfruto mucho más actuando. Lo de dirigir ha sido de rebote, no me gusta mucho.

¿Se siente más presión al actuar en casa?

No. Me encanta hacer cosas en Elda, que me vea mi gente. Es donde más me apoyan, donde me han dado muchas oportunidades, donde me quieren sin condición alguna.

¿El del actor es un trabajo descorazonador?

Sí, a lo largo de la carrera te dicen muchas más veces “no” que “sí”, pero hay que seguir adelante porque tienes que comer, pagar el alquiler… Creo que voy a hacer cosas importantes, y, además, este año. Soy positivo, creo que cuando llegue el momento, tendré la oportunidad de hacer una película con Amenábar, nadie me va a devolver mis siete años luchando en Madrid, por ello he de disfrutar durante todo el camino.

Creo que la actitud es algo muy importante: si estás deprimido, proyectas cosas negativas, pero si vives con ilusión, envías buenas sensaciones, y te llegarán las cosas buenas. 

Ha protagonizado el corto Manías, que está triunfando en toda España, y que en Elda fue el claro vencedor del certamen “Cortos de aquí”.

Sí, me dio mucha pena no poder venir pero me emocionó saber que había ganado. Manías está funcionando genial. Todo ha venido rodado: 25 selecciones oficiales, 7 premios, dos de ellos a Mejor Actor. Para mí el verdadero premio es que guste, que lo vea mucha gente, que lo disfruten. 

En ese caso interpreta a un caníbal de lo más tierno. Parece que los papeles que protagoniza se alejan de lo corriente o lo tradicional.

Siento que si las cosas me han costado hasta ahora, además de por la crisis, es porque tengo un perfil muy concreto, me gusta interpretar a personajes extraños, inquietantes pero a la vez tiernos; que sean particulares. Creo que por eso gusto, porque es algo que se sale de lo normal, interpreto a personajes atípicos. Para mí el placer es coger lo que está en los márgenes y ponerlo bajo la luz, hacerlo el protagonista. El zorro le dijo al Principito: "Yo seré para ti único en el mundo", ese es mi pensamiento, con lo que me identifico. Cuanto más particular es algo, más bonito, más engancha, puede que cueste, pero hay que darle una oportunidad.

Un profesor me dijo: “Original es la persona que ilumina aspectos de algo enfocando a lugares que los demás no suelen mirar”. Es una frase que se me ha quedado grabada, porque es lo que me gusta hacer.


Moreno sorprenderá al público con una obra donde el Teatro Castelar jugará un papel importante | Jesús Cruces.

Hace unos meses participó en una superproducción americana, The promise.

Así es. Está protagonizada por Christian Bale, Oscar Isaac y Charlotte Le Bon y tiene un presupuesto de 100 millones de dólares. Es un film sobre la Primera Guerra Mundial y el genocidio armenio que se va a grabar en parte en España. No puedo contar mucho. Ha sido una experiencia increíble, me dio mucha pena que en el último momento le dieran mis frases al protagonista, pero en lo personal fue muy bonito, me quedo con eso.

Si tuviese que escoger entre cine, teatro o televisión, ¿con cuál diría que disfruta más?

El teatro tiene una adrenalina incomparable, pero disfruto mucho más con lo audiovisual, sobre todo con el cine, porque depende de todo un equipo, todo ha de ser perfecto. Tiene una magia especial. La televisión me parece algo más rápido, menos personal. La verdad es que si desde pequeño tuve claro que quería ser actor es por el cine.

Ha escrito un largometraje, ¿de qué trata?

Es un thriller policíaco ambientado en Madrid, en los años 80. Es algo atípica, con personajes muy singulares y curiosos, cómo no, uno de ellos lo he escrito para mí. Se llama Lirio, sé que se va a hacer, las cosas están mal y es difícil que crean en ti, pero estoy seguro de que este será mi año. Ya toca.

Has vivido en Los Angeles, en Barcelona, ahora en Madrid… Pero siempre ha estado muy vinculado a Elda y a sus fiestas de Moros y Cristianos.

Aquí tengo mis raíces, soy lo que soy por donde he vivido, lo tengo claro. Gran parte de mi vida ha sido en Elda, aquí lo tengo todo. Llevo ocho años en Madrid, pero procuro volver siempre que puedo. Soy una persona de sumar, y en Elda tengo todo, familia, amigos… es mi núcleo incondicional.

Ahora vengo a las fiestas siempre que puedo, las disfruto a mi manera, con mi gente. Desde pequeño he sentido una pasión muy grande por ver los desfiles.  

Son muchas las personas que opinan que las fiestas las deben pregonar los eldenses. ¿Alguna vez ha planteado el subirse al Castillo de Embajadas y dar el inicio oficial de las fiestas?

Ese momento llegará, pero para mí es muy simbólico. Cuando llegue ese día significará que han llegado muchas otras cosas importantes antes. Siempre ha existido polémica entre quienes quieren que sea un festero y quienes prefieren que sea famoso el pregonero para que atraiga a los medios y a mucha más gente. Aunque suene pedante… Yo quiero ser la persona que aúne esas dos cosas: el eldense que vive las fiestas pero que también es reconocido. Espero que no sea en un futuro muy lejano. 


El actor ha basado la obra en la historia real del Teatro Castelar | Jesús Cruces.

Utilizamos cookies propias, al continuar navengando por el sitio aceptas nuestra política de cookies.

Aceptar

Buscando...

Un momento por favor

Google+
Compartir